General

REDES y DASC comenzaron a cobrar derechos de autor en Colombia

Alexandra Cardona, presidente de REDES

Las entidades REDES (Red colombiana de escritores audiovisuales) y DASC (Directores Audiovisuales Sociedad Colombiana), que fueron creadas con el apoyo de Argentores y DAC, ya se encuentran cobrando y liquidando derechos en su país.

Durante una entrevista con Radio Nacional de Colombia, Alexandra Cardona, presidenta de la red colombiana de escritores audiovisuales, se refirió este importante logro.

“Esto quiere decir que todas las obras audiovisuales que hayan sido comunicadas al público a partir del 9 de junio de 2017, fecha en la cual entró a regir la Ley Pepe Sánchez, tienen derecho de remuneración por comunicación pública y beneficia a todos los autores de obras audiovisuales (guionistas y libretistas, directores y realizadores, dibujantes de obras audiovisuales y autores de música usada en obras audiovisuales)”, dijo Alexandra.

La primera negociación se ha hecho con los canales privados, por eso, obras como ‘La nocturna’, ‘Sin senos no hay paraíso’, ‘Los Reyes’, ‘Tu Voz Estéreo’, ‘Sábados Felices’, ‘La mamá del 10’, películas como ‘García’ y las entregas de ‘El Paseo’, han sido algunas de las beneficiadas desde el 4 de septiembre cuando se entregaron 400 millones de pesos a los artistas audiovisuales.

Consultada sobre cómo se puede acceder a este beneficio si soy libretista o guionista, Cardona aseguró: “Para obtener estos beneficios por el recaudo que produzcan las obras por comunicación pública en Colombia y en el extranjero, lo primero que debe hacer es afiliarse a la Red Colombiana de Escritores Audiovisuales -REDES SGC-. Tenga en cuenta que no puede estar asociado a ninguna otra sociedad de gestión colectiva nacional, ni extranjera y debe ser autor originario o relativo de al menos un guión audiovisual o cinematográfico, teatral, de radio, o de nuevas tecnologías, que haya sido fijado y explotado”.

En relación con las adaptaciones y montajes que vienen de otras obras, Cardona confirmó que también se verán beneficiadas. “Las adaptaciones de obras literarias se consideran por la ley autoral colombiana como obras derivadas, lo cual requiere autorización expresa del autor o titular de los derechos de la obra originaria, es decir, de los libros, cuentos, etc., en la cual se basan las obras audiovisuales”, dijo la presidenta de REDES.

Después de esta lucha, el futuro de esta profesión se ve iluminado con una remuneración justa, una noticia que llega para alegrar a los escritores en una época llena de incertidumbre.

“Sin duda los creadores de historias audiovisuales enfrentamos un reto enorme, como la mayoría, no sabemos qué pasará luego de la pandemia o cómo se producirán nuestras obras. Hoy el reino es el de la incertidumbre. Lo importante es que junto con las nuevas y las tradicionales formas de narrar, se garanticen los derechos de quienes escriben y que se pague por la comunicación pública de nuestras obras, pues con ello se logra garantizar la existencia de la cadena creativa en un punto esencial: el de los creadores de contenidos. Si existen contenidos hay obras, trabajo para muchos, así que la sociedad debe mirar hacia el escritor y proteger su actividad, como se ha logrado con la Ley Pepe Sánchez”, concluye Alexandra Cardona.

FUENTE: Radio Nacional de Colombia