General

¿En qué consiste la defensa del derecho de autor en el contexto de las nuevas tecnologías?

Internet

El veloz desarrollo de internet y el surgimiento de múltiples dispositivos multimedia han propiciado la aparición de innumerables medios de difusión para la obra de los autores. A pesar de escapar a los formatos tradicionales –teatro, cine, radio o televisión–, esos novedosos medios deben reconocer y respetar el derecho de autor.  Y para que esto se cumpla, Argentores trabaja desde hace varios años esta problemática a través del Consejo Interdisciplinario de Nuevas Tecnologías.

Pablo Menegol, integrante del Consejo, es especialista en el análisis de este fenómeno que ha revolucionado el mundo de la comunicación y, al mismo tiempo, ha planteado un nuevo desafío en la defensa del derecho de autor.  

“Lo primero que hay que explicar es que las nuevas tecnologías son aquellas que, entre otras particularidades, circulan a través de internet. Todas las obras que Argentores protege, nosotros las defendemos desde el lado de las nuevas tecnologías y de los nuevos modelos de negocio. Es importante aclarar un aspecto de los nuevos modelos de negocio. Hay muchos que son publicitarios o gratuitos, pero eso no implica que esos usuarios estén exentos de pagar los derechos de autor que corresponden. Argentores, en función de la defensa de ese derecho, busca ese cobro para pagar a los autores”, cuenta Menegol. 

En este sentido, el Consejo de Nuevas Tecnologías tiene la tarea de gestionar el pago del derecho de autor ante grandes portales y otras plataformas de contenidos. Esto implica la identificación de estos usuarios y el análisis del modelo de negocio que lleva adelante a partir de esos contenidos: publicidad, suscripciones o pago por evento, son sólo algunas de las variables vigentes. Una vez reunida esta información, el proceso de cobro queda en manos de los departamentos administrativos de Argentores. 

“Hace trece años que empezamos con este trabajo. En un principio fue una labor titánica porque había pocos contenidos en internet y las empresas era muy reticentes a reconocer el derecho de autor. Hoy por hoy, esa tarea realizada tiene un gran reconocimiento y la voz de Argentores se escucha en todos lados”, destaca Menegol.

Para el especialista, el trabajo de Argentores tiene en realidad dos caminos: “El primero es el reconocimiento del derecho a los autores; y el otro, obviamente, es el cobro del dinero que implica ese derecho. En esa tarea, somos pioneros tanto a nivel regional como mundial en el campo de las nuevas tecnologías”, concluyó.