General

Latinoámerica y África firmaron un acuerdo para promover nuevas sociedades de autor

Congreso Anual de W&DW

El presidente de Argentores e integrante de FESAAL, Miguel Ángel Diani, junto al presidente de APASER, Laza Razanajatovo

 

La FESAAL (Federación de Sociedades de Autores Audiovisuales Latinoamericanos) y APASER (Alianza Pan Africana de Guionistas y Directores) firmaron un Memorando de Entendimiento, para consulta y colaboración entre ambas, en el marco del Congreso Anual de W&DW que se llevó a cabo en Moscú. 

De acuerdo a lo firmado en este documento, W&DW, FESAAL (Latinoamérica) y APASER (África) tienen como principal objetivo la ayuda, colaboración y cooperación estratégica mutua, para brindar el conocimiento a los Autores reunidos en los países de los territorios donde operan que aún no cuenten con sociedades de gestión formadas y se encuentren con la necesidad de crear la misma para la defensa de sus propios derechos. A este camino del “cómo se logra”, se suma la posibilidad de una ayuda financiera que sin dudas será necesaria en este inicio. Además, se comprometen a brindar un apoyo político estratégico para que los países cuenten con leyes que regulen y avalen los derechos de los creadores de cultura como lo son los directores, guionistas y dramaturgos.

“La idea es trabajar en conjunto para definir políticas estratégicas a favor del derecho de autor entre ambos continentes. Es un desafío importante porque APASER está constituida por guionistas y directores de los 54 países del continente africano”, aseguró el presidente de Argentores Miguel Ángel Diani, quien es integrante de la FESAAL y W&DW.

Desde siempre, estas Alianzas internacionales han revelado que el colectivo de Autores y sus recursos puestos al servicio de sociedades emergentes han sido exitosos. Algunos de los ejemplos son los casos de las sociedades DASC (Colombia), GEDAR, DBCA (Brasil) y ATN (Chile) que no sólo hoy cuentan con leyes que defienden sus derechos: Ley Pepe Sánchez, Ley Nelson Pereira dos Santos y Ley Larraín respectivamente, sino que, con apoyo internacional y una solvencia en sus propios manejos, han comenzado este años con los preparativos para el comienzo de la recaudación y distribución de los derechos a sus Autores socios.

Este gran paso de colaboración internacional implica que el derecho de autor sea un bien mundial, un derecho irrenunciable y ayuda a que los países que ya cuentan con sociedades de gestión en funcionamiento, puedan tener a futuro convenios recíprocos de recaudación en todo el mundo.