General

El Parlamento Europeo aprobó la reforma a la ley de Derecho de Autor y se abre una nueva era en internet

Derecho de autor

El Parlamento Europeo acaba de aprobar la nueva directiva europea de derechos de autor, que actualiza los derechos de los creadores en el entorno digital para garantizar que reciban una justa remuneración.

Tras dos años de negociaciones, la reforma salió adelante por 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones.

Para conseguir que nadie suba contenidos protegidos por derechos de autor a internet -ecosistema mucho más complicado de vigilar que el analógico-, se reclama a las plataformas que asuman responsabilidades por el material que ofrecen a la red incluso a través de terceros. 

Para controlar que los usuarios no suban material con derechos de autor a plataformas como Youtube o Twitter sin previo pago, éstas tendrán que poner en marcha «filtros de carga» que los ayuden a evitar así cuantiosas multas.

Esos filtros, que los defensores de la directiva apoyan, facilitarán asegurar la justa remuneración de los autores.  

En la teoría, la nueva normativa excluye de protección de derechos de autor a obras que busquen simplemente la parodia, como los memes y gifs, pero en la práctica el uso de los filtros podría afectarlos. Por otro lado, se pretende que las empresas periodísticas puedan proteger mejor sus noticias en la red, que a menudo son reproducidas sin permiso ni respeto al crédito o la autoría. De la normativa se excluye a enciclopedias en línea como Wikipedia, o plataformas de software de código abierto, como GitHub, además de pequeñas nuevas empresas con menos de tres años de actividad. La reforma también garantizará que se puedan compartir fragmentos de noticias, pero no textos enteros, lo que afecta directamente a portales que realizan selecciones de noticias a modo de digesto.

La mayor parte de eurodiputados populares y socialdemócratas y liberales votaron a favor del texto y destacaron el hito de que los creadores europeos vayan por fin a recibir remuneración por su trabajo.

El presidente de Argentores, Miguel Ángel Diani, aseguró días atrás que “medidas como éstas son las que venimos promoviendo desde la Confederación Internacional de Sociedad de Autores y Compositores (CISAC), y más específicamente desde la Writers & Directors World Wide (Escritores y Directores del Mundo). Esta lucha no se circunscribe sólo a Latinoamérica sino que también trabajamos con países de Europa, Asia y África. Este año, por ejemplo, vamos a trabajar en Japón y Rusia con autores locales”. Diani, quien es además vicepresidente del Comité Latinoamericano y del Caribe de la CISAC, miembro de la mesa directiva de W&DW (Escritores y Directores del Mundo), Presidente de Alianza Latinoamericana de Guionistas y Dramaturgos (ALGyD) e integrante del directorio de FESAAL (Federación de Sociedades de Autores Audiovisuales Latinoamericanas), afirmó también que “se trata de una tarea que desde Argentina venimos haciendo en forma conjunta con Directores Argentinos Cinematográficos (DAC). Sin dudas, éste es un logro que va a allanar mucho el camino en Latinoamérica para todo lo relacionado con el área digital. Con este antecedente europeo, será más fácil llevar adelante una normativa que nos permita cobrar en nuestra región por los audiovisuales”.

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, había asegurado que “el acuerdo alcanzado sobre la Directiva de Derechos de Autor protege la creatividad europea. Músicos, actores, escritores, periodistas y el sector audiovisual tendrán derecho a una remuneración justa también por parte de los gigantes de internet”.

En este sentido, desde la Comisión Europea se destacó que la decisión permitirá adaptar el concepto de propiedad intelectual al mundo de hoy, en el que los servicios de streaming de música, video on demand o contenidos subidos por usuarios particulares a diversas plataformas se han convertido en la manera más habitual de acceder a trabajos creativos o artículos de prensa.

Andrus Ansip, Vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo del Mercado Único Digital, valoró el “importante logro” que supone el acuerdo, pese a la larga demora en su consecución.

Finalmente, Veronique Desbrosses, directora general de GESAC (Asociación Europea de Autores y Compositores), afirmó que el acuerdo permitirá «a los creadores ser remunerados de manera justa por las grandes plataformas en línea que hoy están desviando el valor del sector creativo y no compensan a los creadores».