General

PESAR

El adiós a Santiago Bal

El actor, autor y director Santiago Bal falleció este lunes a los 83 años. Vinculado a Argentores desde hace 51 años, el comediante revestía carácter de Socio Activo.

De su producción autoral teatral se recuerda Que sofocón, No tenés socios Santiaguito, Tocata y fuga de Bal, Dame el sí, Lo peor es que me gusta, El super diez, Los Bal-Bieri, Cada día estás mejor, Increíblemente juntos, Luz Carmen acción. Como autor televisivo escribió, entre otros programas, Estudio A y Ella, mi vecina y yo.

Tuvo un tiempo de relumbre en el cine a través de películas como La guerra de los sostenes, La casa de Madame Lulú, con Libertad Leblanc, Las píldoras, Este loco… loco Buenos Aires, El veraneo de los Campanelli y Yo tengo fe, entre otras. Su última participación en la pantalla grande fue con Las colegialas se divierten (1986).

Este año llegó a filmar la película Rumbo al mar, junto a su hijo Federico, quien publicó en las redes: «Con emoción y orgullo les comparto el tráiler de mi primera película junto con mi viejo. Estamos felices del trabajo logrado. Rumbo al mar, próximamente en cines», escribió en TwitterFede Bal, y compartió el primer avance del filme que se conocerá en enero de 2020.

Lejos del prototipo del actor de carácter, Bal asumió y repitió el rol de comediante donde había ganado oficio y, con ese mismo perfil, en televisión forjó buena parte de su reconocimiento con participación en producciones de alto encendido en tiempos que la TV abierta no tenía competencias.

Por su pinta de porteño y galán simpático, explotada a principios de la década de 1970, se lo había tenido en cuenta para personificar a Isidoro Cañones, basado en un personaje de la historieta Patoruzú, de Dante Quinterno, pero el proyecto no se concretó.

Cumplió roles actorales en Los Campanelli (1969), Mesa de noticias (1984), La revista del domingo (1994, como actor y director), Como pan caliente (1996), Los simuladores (2002) y Resistiré (2003).

Sus últimas apariciones en la pantalla chica se consumaron en 2012 y 2013 con Un aplauso para el asador, El hombre de tu vida, Concubinos y La peluquería de don Mateo.

En el plano teatral actuó y escribió numerosas obras de teatro de revista, especialmente en comunión con la vedette y actriz Carmen Barbieri, su última esposa (1986-2011). En ese registro participó en producciones como El champán las pone mimosas, Los años locos del Tabarís, Hola mami, hola señor, Money Money, Vedettísima, Increíblemente juntos, Yo amo Carlos Paz y La argolla en la nariz, entre más.

Tuvo tres hijos: Mariano (producto de su relación con María Isabel Andina), Julieta (con Silvia Pérez) y Federico (con Carmen Barbieri).

Bal había sido internado en julio tras tener una caída que le ocasionó un corte en el brazo, además de padecer un bronco espasmo. En realidad, el actor sufría de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), producto de muchos años de fumador.

Santiago Bal junto a su hijo Federico, durante la Fiesta del Autor 2018, cuando recibió su distinción al cumplir los 50 años de socio de Argentores