General

La Delegación Cultural Córdoba celebra su distinción y se plantea nuevos objetivos para 2019

Argentores Federal

Gonzalo Marull es dramaturgo y ha comenzado hace dos años una fructífera etapa de trabajo al frente de la Delegación Cultural Córdoba de Argentores. A fuerza de capacidad y empuje, logró que recientemente la Secretaría de Cultura de la Municipalidad declare de interés cultural al Centro Cultural de la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores) Córdoba, por la incesante actividad cultural en la región. No obstante, sus desafíos siguen y planea un 2019 con nuevos proyectos.

“Cuando iniciamos nuestra gestión decidimos difundir entre los autores de Córdoba todo lo que implica Argentores para ellos, lo que son los derechos que defendemos, como primer camino a recorrer. Pero también los acompañamos en el aspecto administrativo, explicando qué, para qué y cómo se deben hacer esos trámites emparentados con esa labor”, cuenta Marull. 

En forma paralela, la Delegación Cultural inició una serie de actividades relacionadas con la tarea específica del autor. Comenzaron a organizarse cursos de guion, dramaturgia, radio y televisión que fortalecieron la relación de Argentores con la comunidad. 

 “Esos espacios de trabajo y formación fueron parte de la tarea, pero a partir de esa inserción en la comunidad, fuimos generando vínculos institucionales con diversos actores, como la Universidad de Córdoba y la Municipalidad, que hicieron posible este crecimiento de Argentores en nuestra ciudad”, resalta Marull. 

De alguna manera, el reconocimiento otorgado por la Municipalidad a Argentores Córdoba es el fruto del aporte realizado por la entidad en la promoción y difusión de la actividad teatral, radial y audiovisual, así como la implementación de políticas de formación.