MONÓLOGO Y DIÁLOGO: ¿DE QUÉ SE RIEN?

El trabajo se centra en la práctica, la incorporación de herramientas para construir y llaves para ingresar a nuestro mundo de ideas. Categorizando y poniendo luz sobre diversos estilos, puede dibujarse un mapa sobre el humor en la representación. Para iniciar la práctica, identificamos de qué nos reímos, qué no toleramos, cuáles son nuestras prohibiciones, a qué le tememos, qué nos angustia, cuáles son nuestras fuentes de inspiración (qué sabemos de materiales de humor, gráfico, teatral, cinematográfico, etc.). Así podemos establecer nuestros medios y recursos.