Efemérides

CINE

A 35 años del estreno de «La historia oficial»

Hace 35 años, un 3 de abril se estrenaba La historia oficial –el 24 de marzo de 2016 tuvo su re-estreno en cines para presentar una versión restaurada de la película por motivo del aniversario 40º del golpe de estado que provocó la última dictadura cívico-militar–, dirigida por Luis Puenzo y escrita junto a la genial Aída Bortnik. Contó con los trabajos protagónicos de Norma Aleandro, Héctor Alterio, Chunchuna Villafañe, Hugo Arana y Patricio Contreras, entre otros.

Galardonada con el Premio Óscar a “Mejor película de habla no inglesa”, entre otros premios y distinciones, “La historia oficial era una película política, y por lo tanto se suponía que tenía que tener determinadas características estéticas”, señaló Luis Puenzo durante una entrevista. “Entonces elegimos ese estilo intimista, de melodrama. La historia oficial es un melodrama al que le contrabandeamos ideología. Otra cosa fue la necesidad de relacionarnos con la realidad, pero a partir de cierto criterio. Salimos a Plaza de Mayo a filmar una manifestación real con dos cámaras de 35mm, trípodes y credenciales de prensa poco creíbles para los canas de ese momento. Por suerte no pasó nada. Filmábamos como podíamos en medio del quilombo. Cuando después vimos el material entendimos que era la única manera de registrarlo, y eso también comenzó a marcar un estilo”. Si bien para el afamado director la película es muy precisa, “hay cosas que hoy las podría filmar mejor, y otras que seguramente me saldrían peor. Hay escenas geniales, incluso por su simpleza, como la de Norma en el confesionario. Ella está espléndida y creo que a ninguno de los dos nos volvería a salir tan bien. Hay una escena en la que Alterio entra borracho a la habitación y yo hago un plano detalle de la mano que deja el vaso de whisky que trae, ¡y parece un plano de un comercial de whisky Old Smuggler! El Chango todavía me jode con eso: ‘¿Tenías que poner ese plano?’. Por ahí hoy no lo pondría”.

Hay otras escenas memorables en la película como aquella a la que se refirió el historiador Felipe Pigna: “Una escena que habla un poco de todas secuelas de las dictaduras a partir de este extraordinario actor Guillermo Battaglia (José)”. Se trata del momento en el que, tras una discusión entre José y su hijo Roberto Ibáñez (personaje interpretado por Héctor Alterio), Enrique (su otro hijo, encarnado por Hugo Arana) increpa a su hermano Roberto: “Y esta otra guerra. La guerra que ganaste vos con los de tu bando, ¿quién la perdió? ¿Sabés quién la perdió, hermano? Los pibes. Los pibes como los míos. Porque ellos van a pagar los dólares que se afanaron. Y lo van a tener que pagar no comiendo y no pudiendo estudiar. Porque vos no vas a pagar. Claro… ¡qué va a pagar vos! Si vos no sos un perdedor”.

Escenas como ésa tan actuales que incomodan por su grado de verdad. Más que un testimonio de época, se trata de lugar necesario adonde recurrirán las nuevas generaciones para comprender el entramado de los discursos de poder de aquellos años, la apropiación de bebés por parte de la dictadura cívico-militar y lo que fue el comienzo de la lucha incansables las Madres de Plaza de Mayo, entre muchos otros temas que aborda la película.

A 35 años de su estreno la vigencia de La historia oficial es tan incuestionable como necesaria.