Un viaje por la historia de Oscar Martínez

Oscar Martínez en el Auditorio de Argentores

El jueves 2 de mayo se realizó el segundo encuentro del ciclo “Los Martes, Creadores”, con la presencia del actor, autor y director Oscar Martínez, quien conversó con la periodista Alicia Petti. La propuesta es organizada por la Comisión de Cultura de Argentores.

Tras la cálida presentación de Graciela Maglie, Presidenta del Consejo Profesional de Cine (quien definió al intérprete como “un actor soñado para los autores por su inteligencia” y quien mencionó su condición de socio de Argentores), Martínez repasó aspectos fundamentales de su trayectoria profesional y personal.

Ante muchos de sus afectos sentados en la platea -Marina, su esposa; Berta, su suegra y viuda del inolvidable Tato Bores, y grandes amigos como Palito Ortega, Lalo Fransen y el periodista Carlos Ares-, Martínez evocó momentos claves de su vida, como cuando muy joven en Mar del Plata vio en el teatro a Osvaldo Miranda y Ernesto Bianco y tuvo lo que denominó “una epifanía” que lo llevaría de lleno a encontrarse con su vocación e incursionar luego en el medio artístico.

El Presidente de Argentores, Miguel Ángel Diani, junto a Oscar Martínez en la sede de la entidad

Como es habitual, se compartieron afectuosos videos y audios de amigos del protagonista de la noche.

Fue así que pasaron imágenes de “Nueve lunas” y el testimonio grabado de su coprotagonista Cecilia Roth (“me gustaría volver a trabajar con vos”, confesó); de la actriz Graciela Borges; del locutor Fernando Bravo y del director Juan José Campanella, quien mencionó la reciente amistad forjada entre ambos.

También se compartieron tramos de la obra teatral “Amadeus”, de la película “Inseparables” y un video del autor y director Marcos Carnevale.

Palito Ortega, en el auditorio, se emocionó al contar Martínez cuánto lo admiraba de chico y qué feliz se siente al cultivar hoy una gran relación entre ambos.

En un rápido paneo sobre la velada, recordaremos que Martínez habló de su entrañable familia, su admiración por Luis Sandrini – a quien, por supuesto, imitó-, su paso por la radio en aquel ciclo de FMR donde leía textos de amor, su renovada apuesta por el futuro (“ a mí me gusta pensar que lo mejor está por venir; siempre recuerdo a Picasso cuando decía Hay que vivir mucho para ser joven”, precisó) y lo afortunado que se siente al haber dado vida a tantos personajes en los distintos medios teatrales, cinematográficos y televisivos.

El abrazo de Martínez a Palito Ortega hacia el final del encuentro

Entre las exitosas obras en la que Oscar Martínez participó en cine se encuentran “La tregua” (1974), “¿Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar?” (1992), “No te mueras sin decirme adónde vas” (1995), “Relatos salvajes” (2014), “Inseparables” (2016) y “El ciudadano ilustre” (2016), interpretación por la que fue galardonado con la Copa Volpi al Mejor Actor en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

Martínez actuó también en recordados ciclos televisivos como “Nueve lunas” y “De poeta y de loco”, entre otros. En teatro fue parte de la exitosa obra Art, que ocupó durante años las carteleras argentinas y que luego representó en España.

Como autor y director llevó a los escenarios a “Ella en mi cabeza” y “Días contados”.

Habiendo estrenado recientemente “La misma sangre”, un thriller de Miguel Cohan y a punto de estrenar “El cuento de las comadrejas”, dirigida por Juan José Campanella, sumará su talento a cinco películas este año.

El Secretario de Cultura de Jujuy en Argentores

Miguel Ángel Diani y Guillermo Hardwick, Presidente y Secretario de Argentores, junto al Secretario de Cultural de Jujuy, Luis Medina Zar

El coreógrafo Luis Medina Zar, actual Secretario de Cultura de la Provincia de Jujuy, visitó la sede de Argentores para mantener una reunión con Presidente de la entidad, Miguel Ángel Diani, y el Secretario, Guillermo Hardwick, con el fin de avanzar en un acuerdo de cooperación entre Argentores y la Provincia de Jujuy en pos de difundir la obra del autor argentino en las distintas instancias de gestión: teatros oficiales y diferentes programas de promoción cultural.

Como resultado del encuentro, las partes acordaron avanzar rápidamente en la firma de un convenio marco que permita desarrollar esta iniciativa.

Situación límite en el teatro independiente

Los integrantes de ARTEI presentaron un documento sobre el momento que atraviesa la actividad teatral

La Asociación Argentina del Teatro Independiente (ARTEI), organización que nuclea a 100 salas de teatro independiente de la ciudad de Buenos Aires, denunció a través de un duro comunicado las circunstancias que comprometen el normal desarrollo de la actividad teatral y calificó como “situación límite” el momento actual.

“Hoy nos encontramos, como gran parte de la Cultura Independiente de esta ciudad, en estado crítico. En nuestros espacios trabajamos más de 25.000 personas, entre actores, actrices, vestuaristas, iluminadores, productores, sonidistas, docentes y muchos más. En nuestro circuito se realizan más de 700 funciones semanales llegando a miles de espectadores”, afirman los miembros de ARTEI.

“Muchas de nuestras salas hoy no sólo son espacios de producción de obras sino también espacios de trabajo y formación para nuevas generaciones de artistas. Somos parte de un movimiento de gran envergadura y reconocimiento tanto en nuestro país como en el exterior”, agrega el comunicado.

El texto difundido asegura también que la actividad teatral independiente está protegida y fomentada por ley, lo que permite a las salas a acceder a subsidios para su funcionamiento. “Subsidios que tan solo cubren entre el 5 y el 30% de nuestros costos de funcionamiento y a través de los cuales nos comprometemos a brindar una contraprestación que favorece el desarrollo de la actividad teatral”, se afirma.

“Como consecuencia de la grave situación económica que atraviesa el país, el valor promedio de nuestras entradas no logra superar los $200 (cuando para la subsistencia y mantenimiento de las salas queda menos del 30% de ese monto). Esta circunstancia, sumada a las otras que se denuncian en este documento, ha tornado inviable el desarrollo de la actividad en nuestros teatros”, señalan los representantes de las salas independientes de Buenos Aires.

El comunicado afirma también que es el Estado quien tiene el deber de proteger, acompañar y fomentar la actividad teatral y, en consecuencia, los espacios en los que ella se desarrolla. En este sentido, ARTEI reclama el cumplimiento de las leyes que protegen la actividad así como el pleno funcionamiento de los institutos oficiales creados a este fin.

A continuación reproducimos las denuncias y reclamos puntuales que figuran en el documento de ARTEI:

Denunciamos la constante disminución en el presupuesto de Proteatro en términos reales provocando un desfinanciamiento del instituto que redunda negativamente en el otorgamiento de subsidios a la actividad y en el cumplimiento efectivo de su función.

Denunciamos el atraso sufrido en los pagos de los subsidios del año 2018 del INT debido a su crisis institucional y por la cual no se pudo ejecutar el total de su presupuesto.

Denunciamos la falta de pago de las prestaciones que las salas han brindado y brindan a distintos organismos del Estado para la realización de Festivales como el Fiba.

Exigimos (como lo venimos pidiendo desde hace años) el pago en tiempo y forma de los subsidios de los distintos institutos antes mencionados.

Denunciamos el grosero aumento de las tarifas de servicios eléctricos que nos arrojan de una manera violenta al cierre de nuestros espacios.

En los últimos 2 años el aumento de la tarifa eléctrica fue del 300% y el aumento del valor de las entradas no logró superar el 25%.

Responsabilizamos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y al Gobierno Nacional por la situación de emergencia y precariedad que estamos viviendo todos los que trabajamos en el Teatro Independiente y por poner en riesgo todo el aporte que nuestro sector realiza al desarrollo económico, social y comunitario y a la cultura independiente de nuestra ciudad.

Expresamos la necesidad de poner un freno y hacemos llegar nuestro reclamo a las autoridades gubernamentales que tienen el deber de sostener políticas culturales que fomenten, protejan y mantengan la relevancia que tiene el sector teatral independiente como patrimonio cultural de la Ciudad de Buenos Aires y el país en su conjunto.

La presentación del documento tuvo lugar en la sala Timbre 4, ubicada en el barrio de Boedo, y contó con la presencia de gran cantidad de autores, actores y directores de teatro, así como funcionarios y dirigentes de sociedades de gestión.

El Ministro Enrique Avogadro visitó Argentores

El Ministro de Cultura Enrique Avogadro en diálogo con las autoridades de Argentores

El Ministro de Cultura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Enrique Avogadro, visitó la sede de Argentores con el objetivo de estrechar los lazos entre el ministerio y nuestra entidad. Avogadro fue recibido por el Vicepresidente Sergio Vainman, el Secretario Guillermo Hardwick, y los presidentes de los Consejos de Televisión, Teatro, Cine y Radio –Jorge Maestro, Roberto Perinelli, Graciela Maglie y Horacio Scalise, respectivamente-, entre otros dirigentes. Además estuvo presente la Directora Ejecutiva del Instituto Proteatro, Marina D’Lucca.

Durante el encuentro, en el que se informó al Ministro sobre las características y el funcionamiento de la entidad, se comenzaron a definir los lineamientos básicos para un acuerdo marco que permita institucionalizar las relaciones entre el Ministerio y Argentores.

En ese sentido, las partes coincidieron en la necesidad de seguir dándole visibilidad a la dramaturgia local y desarrollar para esto nuevas estrategias de promoción. En relación con el área del teatro, también se planteó al Ministro la necesidad de darle una solución al tema de los premios municipales que llevan varios años de postergación.

Otro tema fue el proyecto de incluir la Biblioteca José de Maturana de Argentores en el circuito de visitas de la Ciudad de Buenos Aires, dada la importancia de su patrimonio a nivel internacional.

En cuanto al sector audiovisual, se propuso trabajar en la promoción del sector, tanto en televisión como cine, en el ámbito de la Ciudad.

Finalmente, se planteó la posibilidad de crear la Semana del Autor Argentino, que se implementaría en forma conjunta entre Ministerio de Cultura y Argentores, con el fin de resaltar la importancia del rol del autor.

Pinta tu aldea y serás universal

¿Cómo se concibe una obra? Por muy personal que sea un proyecto, ¿no deriva la creación en un hecho colectivo? No es lo mismo pensar una obra destinada a las nuevas tecnologías, la radio, el teatro, la televisión y el cine. Sin dudas, pero ¿en qué radican esencialmente esas diferencias más allá de los géneros con sus temáticas estructuras y estilos? Son apenas algunos de los interrogantes que surgen cuando se piensa en la génesis de un hecho estético. “Hay escritores a los que uno quisiera llamar por teléfono después de leerlos” En esa idea de Salinger surge el interrogante: ¿y qué le preguntarías? La inauguración de la sección Obra en construcción propone un encuentro entre las obras y sus autores para conversar sobre los procesos creativos. En esta oportunidad, junto al Presidente del Consejo de Teatro de Argentores Roberto Perinelli, conversamos con la dramaturga, directora y actriz María Marull para que nos cuente sobre La Pilarcita, obra de teatro que escribió y dirige en El Camarín de las musas y actualmente va por su quinta temporada.

Egresada de la carrera de dramaturgia en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, EMAD. Dirigida por Mauricio Kartun. María Marull se formó en narrativa y dramaturgia con Ricardo Monti. En dirección y en puesta en escena con Rubén Szuchmacher y Graciela Schuster. Su formación como actriz fue con Raúl Serrano, Javier Daulte, Alejandro Maci. Además de La Pilarcita, de su autoría, dirigió Hidalgo, también de su autoría, en el Teatro Nacional Cervantes dentro del ciclo semimontados del Bicentenario y va por su tercera temporada en Espacio Callejón, El Oso, de Chejov, y La más fuerte, de Strindberg (junto a María Zambelli y Emilse Diaz). Espacios Gemelos, intervención para Maraton Abasto FIBA 2019 (junto a Paula Marull). En teatro formó parte de los elencos: Yo no duermo la siesta, de Paula Marull; Los ojos de Ana, de Luc Tartar, dirigido por Paula Marull; Según Roxi, dirigida por Azul Lombardía; Vuelve, de Paula Marull; Vestuario de mujeres, escrita y dirigida por Javier Daulte; Chejov en Elkafka, dirigida por Emilse Díaz y María Marull; Querida familia, dirigida por Matías Umpierrez, entre otras. En cine, como actriz: Relatos salvajes, de Damián Szifron; Primavera y antes del estreno, de Santiago Girart; El día fuera del tiempo, de Cristina Fasulino; Un día en el paraíso, de Juan Bautista Stagnaro; Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer, entre otros. En televisión formó parte del elenco de Rizhoma Hotel, Según Roxi, Doce casas, Loco por vos, Ana y el vino, Hermanos & Detectives, Historias de sexo de gente común II, y Los Simuladores, entre otros.

En septiembre de 2019 estrenará La oportunidad y La mujer invisible, ambas obras de su autoría junto a Paula Marull y bajo su dirección en el ciclo Teatro Líquido, convocada por Javier Daulte, para Espacio Callejón.

¿Cómo nace la idea de escribir La Pilarcita?

La comencé a escribir en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, durante las prácticas a cargo de Mauricio Kartun. Y lo primero que surgió fueron dos imágenes que había que llevar como una primera entrega. Esas dos imágenes fueron en principio como una especie de acopio, algo suelto que no me llevaba a un lugar específico. Yo no suelo tener de antemano una idea, trabajo a partir de imágenes para ir descubriendo. Lleve dos imágenes. Una tenía relación con una experiencia que viví cuando visité al Padre Ignacio. La verdad es que todo lo que sucede ahí es muy conmovedor. Me acuerdo que fui a la Parroquia que se encuentra a las afueras de Rosario y que de ahí surgió una de las imágenes que llevé a la clase de dramaturgia. Se trataba de una situación de una señora con su hija y de otra persona que alquilaba su baño. Si bien no era exactamente como lo había vivido cuando visité al Padre Ignacio, hubo una situación semejante que, evidentemente, me cautivó. Y la otra imagen se trataba de dos chicas que estaban en el patio de una casa, un patio de tierra donde había ropa tendida. Una de ellas jugaba con un palo y la otra con un Hula-Hula practicaba unos pasos de baile mientras tenían unos pequeños diálogos. Era una imagen muy relacionada con momentos de mi infancia, en Esquina, Corrientes, donde vivía mi padre. Me acuerdo que lo llevé al grupo que coordina Kartun para que me guiara y los compañeros me dieran sus devoluciones, una dinámica muy enriquecedora de la que participábamos todos. Ahí me recomendaron que viera la película uruguaya El baño del Papa, que dirigieron César Charlone y Enrique Fernández. Una película hermosa donde también está presente todo ese universo de la espera. Bueno, retomo el tema de la imagen porque para mí es importante al momento de la escritura. Cuando te adentrás en una determinada imagen se inicia un proceso de descubrimiento y así fue como viví desde el principio la escritura de La Pilarcita que de a poco se fue colmando de personajes. Sólo una cosa tenía claro en ese momento, y era que no quería hacer alusión al Padre Ignacio. Entonces Kartun me dijo que podía trabajar sobre algún santo popular y me prestó un archivo con todos los santos populares del país. Entre ellos estaba la historia de La Pilarcita. Me llamó muchísimo la atención que se tratara de una nena que había muerto por salvar su muñeca y a partir de ahí que fueran las muñecas las ofrendas que le dejaban los devotos.

Escena de La Pilarcita

¿ En ese momento ya se armó toda la historia de la obra?

Sí, pero te diría que al comienzo me costó bastante. Porque en general me pasa que me cuesta entender rápidamente cuál es el conflicto o la temática de la obra. Prefiero confiar en el proceso de la escritura y expandirme todo lo que pueda en los distintos universos. Eso me gusta mucho. Y entonces me sucede que escribo y escribo hasta que se me junta mucho material y después me pregunto ¿qué hago con todo esto? ¡Ojalá pudiera dárselo a alguien que me lo organice un poco! Así que te diría que me di cuenta de lo que estaba contando recién cuando terminé la obra. En este sentido tanto Mauricio Kartun como mis compañeros fueron muy importantes para mí.

En relación a esto que mencionás sobre el tema de una obra. Ocurre que las interpretaciones no necesariamente coinciden con la intención de quien la escribió, ¿no es cierto?

Sí, por supuesto. Me acuerdo que una vez Kartun en una de las devoluciones me dijo, haciendo referencia al conflicto de los personajes, que La Pilarcita se refería al tema de la liberación. Coincido con esa mirada. Creo que está la liberación en Selva y en Celeste. Una porque tiene a cargo a su abuela y la otra porque tiene una problemática con su pareja. Ahora, si vos me preguntás si en el momento de la escritura yo estaba pensando en la liberación, te diría que no. Porque no creo que te puedas proponer escribir sobre un tema, sino sobre situaciones o conflictos que después sí pueden ser leídos de ese modo. Y también de otras formas. Distintos niveles de lecturas, quiero decir. Incluso hasta pensar en mí y decir sí, es cierto, hay mucho de la historia de mi mamá o lo que yo hubiera deseado que ella hiciera, pero también lugares como Esquina y todo lo que entraña el universo de un pueblo. Yo me vine de Rosario, entonces la obra también se refiere a toda esa cuestión de irse o quedarse, las elecciones que las personas hacen en un determinado momento de su vida.

Por otra parte es el conflicto de la gente de las provincias para determinado tipo de actividades.

En Esquina, que es el lugar en el que está inspirada la obra, donde por otra parte sigo yendo porque tengo muchos amigos, sucede mucho esto que les pasa a Celeste y a Celina en la obra: dos amigas que se criaron juntas pero las separa el contexto. Tal vez una familia tiene dinero para mandar a su hija a estudiar a otra parte y la otra se queda por distintas circunstancias de la vida. El pueblo es duro. A mi me gusta mucho ir en verano con mi familia, pero no viviría en el pueblo. Conozco ese otro costado monótono. Creo que mucha gente se identificó con La Pilarcita también por este tema. Si bien no está idealizado nada en la obra, ni el pueblo ni la ciudad. Además no está vista desde afuera porque yo también me siento de Esquina. Por otro lado, nunca imaginé que Pilarcita llegaría a tener el recorrido que tuvo. El teatro es maravilloso. Es increíble cómo a partir de algo tan personal, el teatro logra convertirlo en algo universal. Por decirte un detalle, en la obra se menciona Casa Izquierdo, que era un negocio como de Ramos Generales. El año pasado conocí a una señora, muy mayor, que fue a ver la obra. Estaba muy emocionada cuando conversamos. La llevó su sobrina, diciéndole que había una sorpresa para ella en la obra. Resultó que la señora había fundado Casa Izquierdo. ¿Qué quiero decirte con esto? Que yo no pensé en nada de todas estas cosas cuando escribía a las dos de la madrugada porque quería cumplir con la entrega de la que hablábamos al principio.

María Marull en diálogo con Roberto Perinelli

¿Después del estreno de La Pilarcita hiciste correcciones sobre el texto?

En el caso de La Pilarcita lo que hicimos fue mostrar una primera versión de la obra ensayada entre amigos, familiares y por supuesto Kartun, para que nos dieran una devolución. A veces cuando estás muy adentrada en los ensayos perdés un poco de noción de ciertas cosas, o al menos tenés esa sensación. Incluso la duda de si algunas escenas se entenderán lo suficiente. Fue ahí cuando reescribí algunas cosas, un monólogo final que no estaba y algunos cambios en torno a uno de los personajes masculinos. Ocurre que hay una instancia donde el texto pasa al cuerpo de los actores. Ahí uno suelta algunas expectativas y toma otras, muy buenas. Los actores terminan de enriquecer al personaje. La verdad es que yo pienso que un texto siempre se puede mejorar. Así que en ese sentido nunca estoy conforme del todo. Podría seguir corrigiendo, como dijo Roberto, si no tuviera una fecha de estreno. Y por eso también estoy de acuerdo con la idea de que la escritura es un hecho colectivo. Y acá, necesariamente, tengo que agradecer a quines considero mis maestros, tanto Mauricio Kartún, Javier Daulte y Ricardo Monti.

Presentan libro sobre Propiedad Intelectual

La abogada Delia Lipszyc presentará su libro “Régimen legal de la propiedad intelectual. Derecho de Autor y Derechos Conexos. Ley 11.723”, el próximo miércoles 8 de mayo, a las 18, en el Salón Rojo, Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Lipszyc es profesora de Derecho de Autor y Conexos y de Derecho Internacional Privado, y desde hace muchos años se desempeña como Consultora Legal de Argentores. Durante el acto de presentación de su obra estará acompañada por Alberto Bueres, Decano de la Facultad de Derecho (UBA), y Carlos Fernández Ballesteros, Presidente del Instituto Uruguayo de Derecho de Autor (IUDA) y Ex Subdirector General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Ginebra.

El libro es una edición comentadas y concordada con los tratados internacionales, con el Código Civil y Comercial de la Nación y anotada con jurisprudencia.

La entrada será libre y gratuita.

El SADA continúa con su ciclo de cine

Cine

Escena de La larga noche de Francisco Sanctis, de Francisco Márquez y Adriana Testa

El Sindicato Argentino de Autores (SADA) continuará en mayo con el ciclo de cine «Las películas premiadas que te perdiste», todos los viernes a las 18.30 en la Auditorio Malvinas Argentinas de la Asociación Bancaria, Sarmiento 341 de la Ciudad de Buenos Aires, con entrada libre y gratuita.

El ciclo, que incluye una selección de obras basadas en guiones sobresalientes del cine nacional, seguirá con los siguientes títulos:

Viernes 10 de mayo

En ausencia, escrito y dirigido por Lucía Cedrón.

La larga noche de Francisco Sanctis, adaptación de la novela homónima de Humberto Costantini, escrita y dirigida por Francisco Márquez y Adriana Testa.

Viernes 17 de mayo

Dónde y cómo Oliveira perdió a Achala, escrito por Andrés Tambornino, Ulises Rosell –Historias Breves 1– y dirigido por Andrés Tambornino y Ulises Rosell.

Vil Romace, escrita y dirigida por José Celestino Campusano.

Viernes 24 de mayo

Toro verde, escrito y dirigido por Laura Durán –Historias Breves 5–.

No te Olvides de mí, escrita y dirigida por Fernanda Ramondo.

Viernes 31 de mayo

Ojos de fuego, escrito y dirigido por Jorge Gaggero –Historias Breves 1–.

Los cuerpos dóciles, escrita y dirigida por Matías Scarvaci y Diego Gachassin.

Viernes 7 de junio

Guarisove, los olvidados, escrito y dirigido por Bruno Stagnaro –Historias Breves 1–.

El otro, escrita y dirigida por Ariel Rotter.

El curador del ciclo es Martín Salinas, con la colaboración de Sol Pérez.