Las noticias derecho al autor
Toda la información cada siete días

La entidad / Novedades

Informa el Consejo de Cine 

NUEVOS MÍNIMOS DE CINE QUE REGIRÁN A PARTIR DEL 1º DE AGOSTO 

El Consejo Profesional de Cine de Argentores informa que a partir del 1º de agosto de 2016 regirán los nuevos montos mínimos de contrato para guiones cinematográficos de largometrajes de ficción. Continuando con la modalidad adoptada hace varios años, el mismo se estipula tomando como referencia la mitad del costo medio establecido por INCAA y aplicando el 5 %. Dado que el costo medio vigente es de 8 millones, el porcentaje se aplica sobre 4 millones, resultando un monto de 200.000 pesos.  Para la autorización del pase a DVD se estableció un monto de 20.000 pesos. Se aclara que para las películas cuyo presupuesto sea inferior a la mitad del costo medio, se adecuará la cifra acorde al costo estimado sin copias ni publicidad. De igual modo, se reitera que la orientación general aceptada es que el rubro guión representa el 5 % del costo de una película sin copias ni publicidad, por lo que se estableció un piso mínimo, y no un techo. 

Para documentales se estimó un monto de referencia de 40000 pesos y de 4000 para el pase a DVD. Dada la diversidad de modalidades de producción se adoptará el mismo criterio de aplicar el 5 % sobre el costo estimado para establecer el monto del rubro guión.  


El Consejo de Radio dio a conocer los resultados 

PREMIO CONCURSO RADIOTEATRO PARA APLAUDIR

El Consejo Profesional de Radio felicita a los autores seleccionados y da a conocer a continuación el fallo del jurado, integrado por Mona Moncalvillo, Alicia Petti y Rubén Stella. 

 

Beatriz Mosquera: ¡Espléndida!

Patricia Galotta: En el hotel

María Mercedes Di Benedetto: Tú que nunca serás

Adriana Genta: Mujer de barro

Hugo Alberto Carcabal: Familia, sociedad anónima

Silvia Liliana Scarlato: Nosotras, vosotras, ellas

Marcelo Marino y Alejandro Santoni: Las palabras perdidas

Felipe Esteban Foppiano: Nos habíamos odiado tanto

Las obras serán interpretadas por actores y directores profesionales, ante público, en el Auditorio Gregorio de Laferrere”, Pacheco de Melo 1820, en fecha a determinar. Se pone en conocimiento de los autores cuyos textos no fueron seleccionados, que los mismos se encuentran a su disposición en el Consejo Profesional de Radio durante 30 días a partir de la fecha 14 de julio, previo llamado al 4811 2582, interno 940.


Actividades del Consejo Profesional de Radio durante agosto

NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL MEDIO Y LOS PREMIOS SUSINI

El jueves 18 de agosto a las 19.30 se llevará a cabo en el ciclo Noches de radio, un encuentro especial referido a las nuevas tecnologías (Podcasts, Radio Cut, Radios On Line, contenidos On Demand), con la presencia de youtubers, autores y especialistas.

 

También se informa que el miércoles 31 de agosto, bajo la conducción de Alicia Petti, se entregarán los tradicionales Galardones Susini, en el 86º aniversario del Día Internacional de la Radiodifusión. Pronto, mayor información.


La entidad / Lo que viene

En el Anexo; se leerán textos de María Tomsig, Hernán López, Cristina Escofet y Eduardo Grilli.

COPETÍN DE AUTORES,  EL VIERNES 29 DE JULIO

El viernes 29 de junio, a las 17.30, en el Anexo (Juncal 1825) se efectuará la tercera entrega del ciclo Copetín de autores. 

La actriz Susana Di Gerónimo y el actor Alfredo Noberasco leerán los textos seleccionados: La yeta, de María Tomsig; Andreu, de Hernán López; La reportera, de Cristina Escofet y Flai mi tu de moon, de Eduardo Grilli.

Las localidades son limitadas. Los espectadores deberán inscribirse con anticipación al mail Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. y deben abonar un bono contribución.

Al finalizar la representación se servirá un copetín.

Los textos que participen del evento se publicarán con posterioridad.

Quien desee participar como autor en el ciclo, puede solicitar las bases a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


Dictado por Jorge Maestro; comienza el 8 de agosto

TALLER DE CREACIÓN, DISEÑO Y DESARROLLO DE GUIÓN AUDIOVISUAL ADAPTADO A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Las nuevas tecnologías son una tendencia internacionalizada en la industria audiovisual. El objetivo del taller es impartir las herramientas de la creación de contenidos de ficción adecuados a las mismas. Una especial atención será la mirada sobre la Narrativa Transmedia: Un tipo de relato donde la historia se despliega a través de múltiples medios y plataformas de comunicación, y en el cual una parte de los consumidores asume un rol activo en ese proceso de expansión, generando mayor fidelización en el público y los usuarios, y extendiéndose la propiedad intelectual.

Dirigido a guionistas y/o estudiantes que deseen entrenar sus habilidades y oportunidades de trabajo; guionistas y/o que deseen comprender cómo y por qué funcionan los contenidos en las plataformas de las nuevas tecnologías y guionistas y/o estudiantes que tienen una buena idea para una serie y quieren que se los oriente en la dirección correcta.   

Modalidad de trabajo: Se trabajará en el desarrollo de una historia, descripción de personajes y el primer guión de una serie y en grupos de 4  miembros como máximo

Requisitos de inscripción: del 11 al 22 de julio, de 13 a 18 en Juncal 1825, con currículum impreso y planilla de inscripción. Comienza el 8 de agosto. Horario: lunes de 17.30 a 19.30. Son 13 clases. Lugar: Juncal 1825


Nuevo taller gratuito en Argentores; docente: Eduardo Spagnuolo

EL GUION Y DESPUÉS

La propuesta es recorrer el complejo camino creativo de un guión, y de su autor, desde el momento que, ya escrito, ese relato se va a transformar en film en conjunto con otros actores y creadores de la obra audiovisual. 

El guión audiovisual en general, y el cinematográfico en particular, a veces es visto como un hecho autoral cuasi literario independiente del proceso al que será sometido durante la creación, financiación y realización del film.  Pero no lo es.

Por el contrario, es la piedra angular sobre la que se construirá el futuro film, y como tal sufrirá agregados, modificaciones y revisiones durante el proceso de concreción de la obra junto con otros co-creadores. 

Esta realidad otorga al guionista una posición compleja que queremos abordar en este curso con un doble objetivo. Por un lado evitar frustraciones o sentimientos de no valoración en los guionistas cuando, una vez pasada la alegría de la futura concreción de su obra, se encuentren con el día a día de la producción. 

Y por otro lado, ver la cantidad de posibilidades que tiene de ampliar su horizonte creativo al incorporar necesidades, límites y posibilidades de su relación con los otros creadores que participan en el proceso de realización de un film.

Este curso está abierto a cualquier persona curiosa o inquieta del ámbito cinematográfico dispuesta a incursionar en la compleja relación entre creatividad individual y colectiva, entre autor  original, intérpretes y co-creadores.

Sin embargo, el curso fue diseñado pensando en quienes tienen guiones escritos y esperan concretarlos, estudiantes/aspirantes a guionistas, o personas del mundo autoral con intenciones de incursionar en el mundo del cine desde la autoría.

Requisitos de inscripción: Del 1º al 26 de agosto en Juncal 1825, de 13 a 18. Con breve currículum impreso y una nota (no muy extensa) sobre los motivos por los cuales le interesa la propuesta de este curso. La nota admite cualquier formato y puede incluir variados temas de interés personal. En Argentores deberá llenar una planilla de inscripción. 

Días y horarios del curso: 8 clases. Desde el 5 de setiembre, los lunes de 17 a 19. En Juncal 1825, 4º Piso. 

El docente es Eduardo Spagnuolo, guionista y director de cine y televisión. Ha guionado dirigido los films “Sin reserva”, “Homero Manzi, un poeta en la tormenta” y “Un mundo seguro”. Fue co-guionista del documental “Haroldo Conti, homo viator”. Para televisión escribió y dirigió los telefilms “Un culebrón mejicano”, “La reja” y “Anselmo Barrios, primera noche”. 


Matiné en Argentores, los jueves de julio y agosto; guionistas, presentes  

CONTINUA EL CICLO DE CINE NACIONAL EN EL ANEXO

Durante los jueves de julio y agosto se sigue ofreciendo un ciclo de cine argentino con la presencia de sus guionistas para charlar luego de la proyección sobre el proceso de escritura y el traspaso del guion a la pantalla. La propuesta está dirigida a guionistas, estudiantes de guion y público en general interesado en la escritura del guion audiovisual. La entrada es gratuita pero requiere inscripción previa. Se desarrollará en el Anexo Argentores, Juncal 1825. Las vacantes son limitadas. Organiza la Comisión de Cultura de la entidad.

 

Programación:

Julio:

28/7 

Un paraíso para los malditos (2013)

Dirigida por: Alejandro Montiel

Guión: Alejandro Montiel

 

Agosto:

4/8 

Wakolda (2013)

Dirigida por: Lucía Puenzo

Guión: Lucía Puenzo

 

11/8 

Vino para robar (2013)

Dirigida por: Ariel Winograd

Guión: Adrián Garelik

 

18/8 

Puerta de Hierro, el exilio de Perón (2012)

Dirigida por: Víctor Laplace y Dieguillo Fernández

Guión: Víctor Laplace, Leonel D'Agostino

 

25/8 

Arrebato (2014)

Dirigida por: Sandra Gugliotta

Guión: Sandra Gugliotta

 

Días: jueves de julio y agosto a las 15.

Lugar: Juncal 1825

Requisito de inscripción: enviar un mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. con el asunto “MATINÉ”, especificando nombre, número de DNI y teléfono de contacto. 

Los inscriptos recibirán confirmación vía correo electrónico. 

Como habíamos anticipado, el jueves 14, se proyectó Corazón de león y tras ella, se efectuó una charla entre su guionista, Marclos Carnevale y Raul Brambilla. Aquí, una foto del encuentro, tomada por Magdalena Viggiani:


La entidad / lo que pasó

El autor dialogó con Adriana Schottlender

GABRIEL PATOLSKY, EN EL CICLO EL BUEN GUIÓN

Foto: Magdalena Viggiani.

El viernes 15 de julio, en el Anexo, continuó el ciclo El buen guión -de clases magistrales con maestros del guion para TV y cine- , con la presencia de Gabriel Patolsky. Estas clases están bajo la coordinación de Adriana Schottlender, quien desde 2008 lleva a cabo la tarea de difundir el rol del autor audiovisual en este tipo de actividad. Las clases se ofrecen el segundo viernes de cada mes. 

Gabriel Patolsky es guionista de Cine y TV.  Recibido de la  ENERC (Escuela Nacional de cine dependiente del INCAA). Como guionista. colaboró autoralmente en el equipo de Pablo Lago y Susana Cardozo: "La Leona" (Telefé) - "La Reina de la basura" (Televisa). En el equipo de Adriana Lorenzón: "Tal como soy" (Dorimedia) - "Fortunato" (Mega Chile) - "Montecristo" (Azteca México) - En "Chiquititas" (Versión 2006 - Telefé) y fue autor integral de dos temporadas de la serie "Olocoons" (Encuadre). Durante 8 años trabajó en AMC NETWORKS como Coordinador de Programación del canal "Europa Europa "  (AMC NETWORKS)  y como Copywriter. Además fue redactor creativo  freelance para Turner, Viacom, Disney, entre otras compañías.


La entidad / Concursos / Cursos / Becas

Argentores convoca al primer certamen  regional de dramaturgia.

CREAR EN LA PATAGONIA: HAY TIEMPO HASTA EL 10 DE AGOSTO, INCLUSIVE

Con el objetivo de estimular la dramaturgia regional, promover la difusión de la creación de autores regionales  y  favorecer  la colaboración y sinergia con otros programas e instancias relacionados con las artes escénicas, ARGENTORES  convoca al PRIMER CERTAMEN REGIONAL DE DRAMATURGIA.  En este primer certamen la región convocada es PATAGONIA. Lo interesante de este primer certamen regional, es que el primer premio, además de su dotación en efectivo  le da al autor ganador, la posibilidad de trabajar sobre su obra con directores y actores profesionales y ver los progresos  hasta la puesta en escena en el escenario del auditorio de ARGENTORES.

Convocatoria de carácter nacional  dirigida a autores  teatrales  de las distintas regiones del país.

OBJETIVOS:

Promover la escritura teatral  y aportar instancias superadores  de la actividad. Promover la difusión de la creación de autores regionales.

Favorecer el perfeccionamiento profesional en el sector de teatro.

Promover la colaboración y sinergia con otros programas e instancias relacionados con las artes escénicas.

El programa de este certamen es una colaboración entre Argentores y Secretarías de Cultura Provinciales.

 

BASES

A) DEL PARTICIPANTE

1) Son elegibles todos los autores nacidos en la región concursante (Patagonia) o con cinco años de residencia comprobable. Los autores deben ser mayores de 18 años.

2) Cada solicitante/s podrá/n participar con hasta dos obras en la presente convocatoria.

3) Los concursantes deberán participar con un seudónimo que no permita la identificación de los autores, hasta la resolución final.

4) No podrá participar ningún integrante del Consejo Profesional ni de la Junta Directiva de Argentores.

B) DE LA OBRA

5) Los trabajos deberán presentar obras teatrales preferentemente de temática regional. No hay limitaciones en el número de personajes siempre y cuando puedan ser interpretados por un máximo de seis actores. 

6) Deberán presentarse tres ejemplares del texto, escritos en papel A4, en una sola cara, con fuente Arial 12 o similar, con un entrelineado de 1,5. Y deberán alcanzar un mínimo de 40 páginas (hojas, fojas).

7) No se admitirán adaptaciones de obras ya existentes de cualquier género artístico o literario. Asimismo, no se admitirán obras teatrales que participen al mismo tiempo en convocatorias similares o que hayan sido premiadas en otros concursos o estrenadas, así como publicadas en cualquier soporte o medio de difusión. No se admitirán aquellas obras que estén en proceso de contratación, producción editorial o montaje.

8) Los textos se presentarán ANILLADOS o ENCARPETADOS, con las PÁGINAS NUMERADAS. Cada ejemplar deberá llevar el título de la pieza y el seudónimo adoptado por el autor para esta ocasión. Los tres ejemplares se entregarán dentro de un sobre en cuyo dorso se lea “-ARGENTORES- PRIMER CERTAMEN REGI0NAL DE DRAMATURGIA” Dentro de este mismo sobre irá otro  sobre aparte y cerrado que consignará, en su cara externa, título de la obra y seudónimo adoptado. En el interior, nombre y apellido completo, fecha de nacimiento, tipo y número de documento de identidad, teléfono, e-mail y lugar de residencia.  Además se incluirá, en carácter de declaración jurada, una nota firmada por el autor en donde el mismo se compromete, en caso de resultar premiado, a participar presencialmente en las ceremonias tanto de entrega de los premios, en la provincia a designar dentro de la región; como en la preparación y representación de su obra en la sede de ARGENTORES  en  Buenos Aires,  cuyas fechas y número de días se consignan en estas mismas bases. También se incluirá en este segundo sobre,  una nota firmada por el autor en donde exceptúa a Argentores de cualquier responsabilidad devenida por copia o plagio de su obra.

PREMIACIÓN

9) Se instituye un Primer Premio  y  Primera y Segunda  Mención de Honor.

10) Una vez emitido el fallo, se procederá a la identificación del autor a través de la documentación enviada con el seudónimo y nombre de la obra.

11) El ganador del primer premio recibirá medalla, diploma y la cantidad de siete mil (7000) pesos. 

Cada mención recibirá su correspondiente medalla y diploma. 

Además, el ganador del primer premio será beneficiado con la puesta de su obra en carácter de semimontado en el auditorio  de la Sociedad de Autores y se le proporcionará para tal objeto un director y un elenco de actores profesionales con quienes trabajará para tal fin.

12 La entrega de premios será realizada por un representante de Argentores en la sede provincial seleccionada.  En dicho acto los autores seleccionados podrán exponer o leer partes de su obra premiada. Asimismo podrán los autores, bajo su responsabilidad,  convocar a actores locales para la lectura de los textos seleccionados. 

GENERALIDADES

13) La recepción de los trabajos concluirá el 10 DE AGOSTO de 2016, inclusive.. 

14) Los textos deberán entregarse personalmente o por correo en la sede de  La Secretaría de Cultura Provincial de la Provincia de La Pampa, sita en la Avda. Belgrano 180, (C.P. 6300) o enviarse por vía correo postal o personalmente a la sede central de ARGENTORES, calle Pacheco de Melo 1820, CABA (Código Postal 1116) . En caso de ser enviado por correspondencia se tomará como fecha de entrega el indicado por el sello postal.

15) Habrá un jurado de premiación, elegido por Argentores, constituido  por figuras de reconocida trayectoria, quienes darán su veredicto el día 30 de Agosto de 2016.-

16) Los trabajos presentados NO serán devueltos.

17) El fallo del jurado será inapelable. Toda situación que no ha sido contemplada en estas  bases, será resuelta por la entidad convocante  y, del mismo modo, tendrán carácter de inapelables.

18) El ganador del primer premio deberá estar en BS As los días 19 y 20 de setiembre para participar  en la preparación de su obra junto al director designado y los actores.

Los gastos de traslado y hospedaje correrán por cuenta de Argentores.

19) Asimismo tanto el  ganador del primer premio como los favorecidos por las menciones deberán estar en Auditorio del Centro Cultural Provincial MEDASUR, de Santa Rosa, Provincia de La Pampa, Avda. Belgrano Sur 180,  para la entrega de premios y lectura de sus obras el día 3 de Octubre de 2016. Los gastos de pasajes y hospedaje correrán por cuenta de las instituciones convocantes.


El país

Terminó la 12ª edición del Festival de Teatro de Rafaela

UNA ESCENA QUE NO SE ACHICA 

“Aunque este año redujo su duración, el encuentro rafaelino volvió a demostrar que es uno de los mejores de la cartelera nacional. Durante cinco días el público pudo disfrutar de 29 espectáculos, en su mayoría de la escena independiente.

La ciudad de Rafaela, que solía distinguirse por sus productos lácteos y el Turismo Carretera, incorporó hace doce años otro sello característico: un festival de teatro que, con más de 15 mil espectadores, se ha convertido en el evento más convocante de la región. En la cabecera del departamento de Castellanos, durante el mes más frío del año en esa zona, el fenómeno teatral adquiere encantadoras particularidades. Es que en el FTR conviven espectáculos de calidad y un público que se entrega por completo al ritual. Que se entrega en las plazas arboladas, en la carpa de circo, las vecinales, las salas del centro y los espacios poco convencionales como la Jefatura de Policía o el Club de Automóviles Antiguos. El firme entusiasmo del público se plasmó esta vez en el concepto del evento: “Feliztival”.

Conviven, entonces, en la próspera ciudad santafecina y sus alrededores, en este caso durante cinco días, artistas en su mayoría independientes y un público que los recibe para aplaudir de pie, que agota localidades y soporta largas filas para conseguir entradas. Hay, incluso, rafaelinos que se toman vacaciones en sus trabajos para asistir a la mayor cantidad de funciones que puedan, así como también están quienes viajan desde localidades vecinas o de otras provincias para sumarse al acontecimiento. Desde el miércoles hasta el domingo, cuando culminó la 12a edición del FTR16, se presentaron 29 espectáculos y casi 70 funciones. El evento es organizado por la Secretaría de Cultura de Rafaela, en cogestión con el Instituto Nacional del Teatro y el Ministerio de Innovación y Cultura provincial, y su director es el actor y director Gustavo Mondino.

La programación, rica y variada en cuanto a temas y géneros, dirigida a adultos o a toda la familia, parece enfocarse en espectáculos que aportan novedad. Puede ser una conferencia performática que incomoda a los espectadores porque les habla de sus propias miserias, como El grado cero del insomnio, de Emilio García Wehbi. O un musical que viene desatando carcajadas hasta que en la mitad da un giro y se pone muy oscuro (Los monstruos, de Emiliano Dionisi). Una historia sencilla de escenografía austera que realza las actuaciones y conmueve (El amor es un bien, de Francisco Lumerman, inspirada en Tío Vania), una puesta en escena innovadora capaz de generar imágenes de gran belleza (Prueba y error, Juan Pablo Gómez) o un Hamlet contemporáneo como el de Lisandro Rodríguez (Hamlet está muerto. Sin fuerza de gravedad).

Todas las obras mencionadas hasta aquí llegaron desde Buenos Aires, y es verdad que el teatro porteño predominó en el cronograma. Pero también hubo lugar para Córdoba, La Plata, Mendoza, Necochea y Suiza. La dimensión más evidentemente política del teatro se plasmó no sólo en la obra de García Wehbi, sino también en la que representó a Rosario, llamada Carne de juguete y dirigida por Gustavo Guirado, sobre la Guerra de Malvinas. Se presentó en el Club de Automóviles Antiguos e hizo llorar a varios. Por otro lado, la uruguaya Lítost, la frustración, sorprendió por su diálogo con la danza y por otros condimentos particulares de la dramaturgia. A las propuestas el público respondió con aplausos cálidos, con carcajadas, emoción y respetuoso silencio.

El festival trascendió el centro de la Perla del Oeste y llegó, también, a los barrios cercanos. Ahí nomás de los autos caros y las 4x4, las prolijas plazas y los comercios de los que los santafecinos salían cargados de bolsas el sábado por la mañana, estaban las humildes casas de techos de chapa y las ropas colgadas de alambres, a la vista de quien pasara. En el barrio Virgen del Rosario, Los Musicleta, trío conformado por Pablo de la Fuente, Gustavo Portela y Luciano Guglielmino, brindaron una función de teatro musical en una suerte de salón de usos múltiples en el que pasa de todo: allí se festeja el Día de la Virgen, se estudia o se reúnen los vecinos con sus mascotas cuando llega el quirófano ambulante. Esta vez, en ese lugar, el sol se tapó con cortinas negras y comenzó un viaje por diferentes ritmos, a cargo de los tres actores-músicos. Un viaje que tenía que ver, además, con comunicarse con el otro, con viajar hasta él.

El circo tuvo un lugar destacado. Se sucedieron funciones cada tarde en una imponente carpa con capacidad para 300 personas, que solía estar repleta de chicos con sus padres. Los más pequeños comían pochoclos y festejaban las destrezas más osadas, los números en el trapecio o de equilibrio. Por allí pasaron espectáculos como Valija, Familia y Más locos que nunca.

Un componente fuerte del encuentro, que se mantiene a lo largo de los años, son las mesas de devoluciones. Cada mañana, desde las 11 y por dos horas, una sala del Museo Histórico Municipal se llenaba de artistas, periodistas y críticos, que conversaban acerca de los trabajos que se habían visto el día anterior, con mate y café de por medio. Un símbolo de la potencia del festival era la presencia de los estudiantes de la Escuela Municipal de Arte Dramático, que nació hace tres años y cuya existencia está emparentada con los alcances del FTR. Adolescentes y jóvenes asistían a las charlas, intervenían con lucidez y luego, por la tarde, se los podía ver acomodados en las butacas, siguiendo casi todo lo que el festival tenía para ofrecerles.

La única mala noticia de esta edición es que la duración del festival se redujo por primera vez. Sobre esto llamó la atención el director teatral Marcelo Allasino, titular del Instituto Nacional del Teatro, ex secretario de Cultura de Rafaela, actor y uno de los impulsores del FTR, en el discurso que brindó en la inauguración. Fue luego del desfile callejero comandado por Babel Orkesta. En el cine municipal Manuel Belgrano, Allasino llamó a los concejales a crear una ordenanza para garantizar la continuidad del encuentro, que surgió en 2004 después de que la Fiesta Nacional del Teatro pasara por allí y sorprendiera la respuesta del público rafaelino. Sería importante que un festival que es considerado por muchos como el mejor del país pudiera crecer todavía más, en lugar de achicarse. Porque su potencia y su capacidad transformadora están a la vista.” (Página 12)


Despedidas

El notable autor fue Gran  Premio de Argentores en 1982; tenía 96 años

EL ADIOS A CARLOS GOROSTIZA, FIGURA ESENCIAL DE NUESTRA ESCENA

Carlos Gorostiza (Buenos Aires, 7 de junio de 1920 - 19 de julio de 2016) fue un dramaturgo, novelista y cineasta argentino, autor esencial, impulsor de Teatro Abierto, creador de obras fundamentales como “El puente” y “El pan de la locura.”

Biografía de un creador:

Descendiente de una familia vasca, nació en el barrio porteño de Palermo, Buenos Aires. Poeta y titiritero desde su adolescencia, se inició en la dramaturgia escribiendo obras para títeres; su primera publicación, que se editó en 1943 con el título de La clave encantada, contenía varias de estas pequeñas obras. Por aquellos años se incorporó como actor al Teatro La Máscara, uno de los conjuntos más destacados del Movimiento de Teatros Independientes de Buenos Aires y allí, después de intervenir como actor interpretando varios roles, estrenó en 1949, como dramaturgo, su primera obra dramática: El puente, dirigida por él mismo. Esta obra, que obtuvo un éxito excepcional, es considerada hoy históricamente, por la crítica en general, como la iniciadora del moderno teatro argentino.

Ya reconocido como autor y director teatral, en los años siguientes Gorostiza estrenó varias obras de su autoría. En 1958 se produjo su segundo gran éxito como autor y director con El Pan de la Locura, obra que conquistó varios premios y que, al igual que varias de sus obras, fue reestrenada con frecuencia en escenarios de otros países.

En 1960 fue invitado por la actriz Juana Sujo a dirigir en Caracas el primer teatro estable de Venezuela – “Los Caobos” – y a incorporarse como profesor a la Escuela Nacional de Arte Dramático de Venezuela. Allí puso en escena varias obras: El Pan de la Locura, Volpone de Ben Jonhson, Seis personajes en busca de un autor, de Pirandello, El Inspector de Priestley y otras.

De regreso en su país después de dos años de ausencia, fue incorporado como profesor en la Escuela Nacional de Arte Escénico de Buenos Aires, de donde será removido en 1976 por la dictadura que gobernó la Argentina durante el periodo1976-1983). Antes de ello, en 1962 estrenó en televisión Los otros y Toda una historia, ambas premiadas con el Martín Fierro, y dirigió en el Teatro San Telmo Los incendiarios de Max Frisch. Integró este grupo como director hasta 1970, cuando un incendio convirtió en cenizas el Teatro San Telmo. Durante este período, en 1966, fue invitado a crear seminarios en varias universidades de Estados Unidos, y puso en escena su obra Los Prójimos en la Universidad de Indiana. Durante los años de la última dictadura militar su trabajo fue prohibido, como lo fueron muchos artistas y escritores democráticos. En 1981 fue uno de los principales promotores de “Teatro Abierto”, movimiento de resistencia cultural que, creado por la gente de teatro prohibida por la Dictadura, despertó un inusitado fervor popular. En 1984 fue nombrado Secretario de Cultura del gobierno presidido por Raúl Alfonsín.

En 1986 abandonó el cargo y se dedicó por entero a escribir novelas y teatro con el éxito de siempre. Participó del filme documental País cerrado, teatro abierto estrenado en 1990. Sus últimas creaciones fueron estrenadas en 2011: Vuelo a Capistrano y El aire del río.

En 2012 publicó De guerras y de amores – 1940-1945, un manojo de poemas de su temprana juventud.

 

Imágenes de un creador:

De visita, al ciclo de Argentores “Cita en biblioteca”.

 

 

Junto a Miguel Diani, titular de nuestra entidad, al inaugurar en el bar la placa que recuerda que la gesta de Teatro Abierto nació “allí”.

 

 

En su casa. En su mano, el libro original de una obra suya y emblemática: El puente.

 

Junto a su esposa, Teresa. Fotos: Magdalena Viggiani.

 

Premios y distinciones:

Premio Nacional de Teatro – 1967 – por “Los prójimos”

Premio Nacional de Novela - 1978 – por “Los cuartos oscuros”

Premio Municipal de Teatro - 1959 – por “El pan de la locura”

Premio Municipal de Novela - 1976 – por “Los cuartos oscuros”

Premio Konex de Platino - 1984 - disciplina Teatro

Premio Planeta de Novela – 1999 – por “Vuelan las palomas”

Numerosos premios a sus obras otorgados por “Argentores” “Asociación de Cronistas del Espectáculo”, “María Guerrero”, “Prensario”, “Meridiano de Plata”, “Florencio Sánchez” y otros.

Además numerosas distinciones a su trayectoria otorgadas por organizaciones culturales.

 

Distinciones especiales:

Premio Konex - Mención Especial por Trayectoria (2014)

Nombrado Socio de Honor de la Asociación de Autores de Teatro de España. (2005)

“Commandeur De L´Ordre des Arts et des Lettres” otorgado por el gobierno de Francia. (1988)

“Premio al Mérito Teatral por su colaboración con el Teatro Venezolano” otorgado por el gobierno de Venezuela. (1982)

Gran Premio de Honor de Argentores (1982)

“Laurel del Plata” por el Ateneo del Rotary Club (1982)

 

Obras:

La clave encantada, obra para títeres, 1943

El puente, estrenada en el Teatro La Máscara de Buenos Aires en 1949. Véase también: El puente (película de 1950).

El pan de la locura, teatro, estreno 1958

Los prójimos, teatro, estreno 1966

¿A qué jugamos? estreno 1968

El lugar, teatro, estreno 1970

Los cuartos oscuros, novela, 1976

Los hermanos queridos, teatro, estreno 1978

El acompañamiento, teatro, estreno 1981. Véase también: El acompañamiento, película basada en la obra de Gorostiza.

Cuerpos presentes, relatos, 1981.

Matar el tiempo, teatro, estreno 1982

Hay que apagar el fuego, teatro, estreno 1982

Páginas de Carlos Gorostiza, 1984, editorial Gedisa

El basural, novela breve, 1988, editorial Sudamericana

Aeroplanos, teatro, estreno 1990

Teatro 1, selección publicada en 1991 por Ediciones de La Flor, que incluye las obras Aeroplanos, El frac rojo, Papi, Hay que apagar el fuego y El acompañamiento

Teatro 2, selección publicada en 1992 por Ediciones de La Flor, que incluye las obras Matar el tiempo, Los hermanos queridos, Juana y Pedro, Los cinco sentidos capitalesy El lugar

Teatro 3, selección publicada en 1992 por Ediciones de La Flor, que incluye las obras ¿A qué jugamos?, Los prójimos, El pan de la locura, El caso del hombre de la valija negra, y El puente

El patio de atrás es estrenada en Buenos Aires en 1994 y publicada el mismo año por Cántaro Editores

Teatro 4, 1996, incluye El patio de atrás

Teatro 5, 1998, incluye Los otros papeles, A propósito del tiempo y Doble historia de amor

Vuelan las palomas, novela, 1999

La buena gente, novela, 2001

El merodeador enmascarado, memorias, 2004

La tierra inquieta, novela, 2008

 

Narrativa:

Novelas:

“Los Cuartos Oscuros” – 1976

“Cuerpos Presentes” - 1981

“El Basural”- 1988

“La buena gente” - 2001

“La tierra inquieta” - 2008

 

Memorias:

“Páginas de Carlos Gorostiza” (selección de Editorial Gedisa) - 1984

“El Merodeador Enmascarado” – (autobiografía) 2004

“De guerras y de amores” – 2012 – (poemas juveniles y otros escritos)

 

Cine:

El puente – Guion (1950)

Marta Ferrari – Guion (l956)

El acompañamiento – Película basada en la obra de CG – (1991)

País Cerrado, Teatro Abierto (como entrevistado) – (1990)

Datos biográficos de Wikipedia y diarios de circulación nacional.

 

Un reportaje, una visión

En setiembre de 2007, la revista Florencio entrevistaba al autor. Aquí reproducimos el artículo, firmado por Alberto Catena, y cuyo título fue “La insoportable levedad de lo líquido”:

“En un artículo que escribió para la revista Veintitres, en el 2006, el dramaturgo Carlos Gorostiza expresaba su preocupación por el marco general de deterioro ético en el que se desarrollaban distintos fenómenos de la sociedad actual, entre ellos el vinculado a la actividad de teatro, que era objeto principal de su análisis. Señalaba el autor de El puente como primera observación la curiosa actitud de los hombres que dirigen los destinos del mundo –y la de quienes como integrantes de la sociedad se limitan a observar esa conducta sin involucrarse frente al impresionante aumento de la población del globo, que pasó de 3 mil millones de habitantes en 1970 a los más de 6 mil millones de la actualidad. Cifra que, como se sabe, se incrementa en 4 habitantes por segundo. Todos ellos deben o deberían conocer, aunque sea de oídas, la gravedad de estas estadísticas; graves no sólo porque la producción de bienes de consumo no fue incrementándose siguiendo el ritmo demográfico sino también porque la distribución de esos bienes fue empeorando, conformando así dos claras capas sociales: un reducido y selecto porcentaje de personas que gozan de los más altos privilegios y un altísimo porcentaje de personas que carecen de todo privilegio –decía-. Al mismo tiempo, el avance tecnológico ha ido mejorando el modo de vida de la primera capa de la población y sumergiendo aún más las últimas. Sabemos todo esto desde hace tiempo y hoy continuamos sabiéndolo. Pero es nada –o poquísimo- lo que se hizo hasta hoy para enfrentar el problema con seriedad. El resultado de esta situación es, sin duda, un mundo en ebullición en el que los valores se han confundido y trastocado y donde los sectores más pudientes actúan valorizando el Objeto (las “cosas” del Hombre) en desmedro del Sujeto (el propio Hombre). Así se llega a la deleznable práctica del ‘consumismo’, ejercida sólo por una clase privilegiada que impide, con su atropello, el desarrollo físico y cultural de la mayor parte de la población.” Frente a ese sombrío panorama, Gorostiza suponía que las sociedades saldrían, como en otras horas de crisis, a buscar algún recurso extraordinario para salvarse del abismo. Y que entre las armas elegidas, una de ellas bien podía ser la estética. A un año de aquel trabajo, la importancia y vigencia del tema y la indiscutible autoridad moral y artística de Gorostiza para referirse a él, nos parecieron motivos más que suficientes para que Florencio se acercara al dramaturgo y le propusiera ampliar y profundizar algunos de los tópicos que había abordado. El diálogo se produjo unos días después de que el consagrado autor fuera designado consejero de la Junta Directiva de Argentores. ¿Qué lo hace pensar a usted, como se dice en el artículo mencionado, que la estética acudirá en apoyo de la ética social? Es sabido que en las épocas más problemáticas de la sociedad humana es cuando surgen de su seno las creaciones artísticas más poderosas. Creo, sin querer teorizar demasiado, que en estos momentos se hace más intensa una lucha aparente entre ética y estética. Y digo “aparente” porque en realidad lo que está sucediendo es un corrimiento de fronteras: la estética sale al ruedo para salvar a la ética. Es una lucha que libra la estética para defender al sujeto en peligro e impedir la desvalorización del ser. No es casualidad que dos movimientos históricos fundamentales de nuestra escena hayan aparecido en dos épocas de difícil trance para el país: en primer lugar el nacimiento del Teatro Independiente, ocurrido durante la crisis de los treinta, cuando se veía obligado a soportar los embates de la década infame y la consecuencia de un panorama teatral generalmente, salvo excepciones, comercializado; y en segundo lugar la aparición de Teatro Abierto, rebelde réplica a los cerrojos aplicados a la vida de los argentinos por la oprobiosa dictadura de los 70. En ambos casos el teatro, gracias a su condición de hecho vivo e históricamente militante, emergió con su estética conmoviendo las fibras más íntimas de la cultura nacional. Pero el país no sufre hoy ni una crisis de depresión económica profunda como la de los años treinta ni una dictadura como la de los setenta. ¿Cómo explica entonces que se produzca esta reacción de la estética? Es cierto que no vivimos situaciones como las del treinta y setenta, pero no lo es menos que el país –y podríamos decir que el mundo también- sufre una profunda carencia de ética y desvalorización del sujeto. Frente a esa situación, y en contraste con ella, el país desarrolla una continua actividad cultural y artística, que se traduce en decenas y decenas de exposiciones de pinturas, conciertos de música, publicaciones literarias y, sobre todo, en tantos y tantos espectáculos teatrales imaginados y concretados por numerosos conjuntos de calidad que hoy inundan salas, improvisados refugios y hasta domicilios particulares de los mismos creadores. Todo eso es un intenso movimiento a favor de la esté- tica y en procura, tal vez inconsciente, de un cambio y valorización de la ética. No se puede estimar aún, en medio de lo que puede considerarse una actividad en pleno proceso, cuántas de estas inquietudes se convertirán en el futuro en jalones revelantes para la historia del teatro argentino. Pero sí ya se puede reconocer la existencia de importantes dramaturgos y directores y en especial la de una camada de actores y actrices, que inyectan sangre nueva y valiosa al cuerpo teatral. 

-¿Qué diferencia anotaría entre la situación que vivían ustedes en los cuarenta, cincuenta y sesenta respecto de la actual? 

-La principal diferencia entre los teatros “serios” de los cuarenta y cincuenta y los actuales es el “orden” de entonces. Los tres principales teatros surgidos después del treinta y con gravitación en las décadas siguientes -el del Pueblo de Leónidas Barletta, La Máscara y el Juan B. Justo-, y algunos otros menores, estaban organizados en grupos estables y con fundamentos políticos-sociales muy claros. Eso contrasta con el “desorden” de hoy, donde, salvo algún que otro conjunto, en especial los que montan obras que tienen autores-directores a la cabeza, los demás son creados para la circunstancia y boyan en una inestabilidad evidente. La actividad teatral hoy se desarrolla en una forma más fragmentada e inorgánica. Hay grupos que se juntan para hacer una sola función por semana de una obra, y en ocasiones en horarios insólitos, y después de cumplido ese objetivo se disuelven con el fin de integrarse a otras experiencias. Nuestros grupos eran en ese sentido más homogéneos, trabajaban con mayor continuidad dentro del propio cuerpo y con objetivos más permanentes. 

-¿A qué atribuye usted ese desorden? 

-Hay un autor muy leído en la actualidad, Zygmunt Bauman, que reflexiona sobre el predominio de la liquidez, de lo no sólido, en las actuales relaciones y conductas sociales. Me parece un concepto interesante. Es como que no hubiera tiempo para ordenarse, para consolidar los proyectos. Todo entra en rápida licuefacción, nada permanece. Y lo delicado de eso es que mucha gente no tiene conciencia de esa fugacidad o la vive como una conquista. Desde Heráclito en adelante sabemos que el río sigue corriendo y que no nos bañamos dos veces en sus mismas aguas. El paso del hombre por el mundo es transitorio, fugaz. Pero los artistas estamos para fijar esa fugacidad, como decía Pirandello, no para dejarnos disolver en ella. Estamos para captar lo que hay de más profundo y sustancial en la existencia, lo que impide que ella –en ese aliento breve que la constituye sea vivida con la mayor felicidad posible. Fíjese además que contradictorio, que extraño resulta cultivar ese estado de fugacidad en un mundo donde el hombre, a través de la ciencia, intenta cada vez vivir más y llega a casos de sobrevivencia exagerada, como el de un señor de 107 años al que escuché hace algunas semanas hablando como una persona joven, plena de proyectos. ¿Usted cree que esa idea de la liquidez se refleja en el teatro actual? En parte creo que sí, que hay un teatro al que podríamos definir como líquido, incluso admitido por algunos de los compañeros autores que lo escriben. Ellos afirman que no les importa decir, que les gusta mucho más jugar al teatro. El juego es un elemento básico en esta actividad, pero debe ser usado para decir algo. Podemos ser pintores, esgrimistas o pensadores, pero antes que nada somos seres humanos que vivimos, gozamos y sufrimos. Y como dramaturgo o novelista, yo escribo sobre las cosas que me alegran, entristecen o duelen. Privilegiar el juego es como poner el carro antes que el caballo. El riesgo de la liquidez es que lleva a la frivolización, a la falta de profundidad. Pero, junto a esto, siento también que hay un fuerte movimiento de recuperación en marcha, una pelea de la estética por salvar a la ética, por sacar al hombre de la oscuridad. Y ese movimiento, me parece, va a generar un cambio. 

-Usted Gorostiza es autor de teatro y además novelista. ¿Qué es lo que lo decide a que un material sea para la escena o el mundo narrativo? 

-Cada material que pensamos tiene una índole que revela si es para uno u otro ámbito. Se trata de descubrir esa naturaleza. El cuento y la poesía tienen también su índole y no pueden hacerse de otra manera. Después se puede llevar una novela al teatro y he visto adaptaciones buenas. Yo trabajé en una de Crimen y castigo de Dostoievsky y ví una de El proceso de Kafka hecha por Jean Louis Barrault que era excelente. Pero en general trasladar novelas al teatro suele ser muy difícil y no da buenos resultados. Pensemos en El hombre de la Mancha. Está inspirado en El Quijote pero tiene poco que ver con la novela. Yo empecé a escribir en ese género. Después escribí El puente y el teatro me absorbió durante mucho tiempo. Pero desde hace varios años volví a la novela. En este momento, y muy despacito, estoy escribiendo otra. 

-¿No continúa dirigiendo? 

-No, he abandonado el atletismo escénico. Por razones de fuerza. Dirigir una obra exige mucho esfuerzo físico. Dirigí muchas de mis obras porque para mí era natural continuar en el escenario lo que había hecho en el papel, era una prolongación de mi trabajo como escritor. Tuve la suerte también de que algunas obras me las dirigieran artistas como Discépolo, Stivel o Grasso. En algunos casos fue bien y en otros no tanto, pero no eran mi continuidad. ¿Le deben haber preguntado muchas veces si un director debe dirigir sus obras, si es conveniente? Esa pregunta habría que hacérsela a todos los muchachos que hoy escriben y dirigen su propio teatro. Y muchas veces actúan también. En mi época no era común que un director dirigiera sus textos. Lo había hecho Discépolo, pero hasta 1934. Ni Arlt ni Eichelbaum lo hacían. Cuando me hacían esa consulta, les proponía cambiar el enfoque y preguntarme si es conveniente que un director ponga en escena sus obras. ¿Cómo escribo mis obras, en calidad de autor o director? Si soy director puedo dirigir mi obra como cualquier otra. Si no lo soy no podré hacerlo, así de sencillo. Muchas de sus obras han sido representadas en el extranjero. ¿Cuál de ellas se ha montado más? El acompañamiento. Se dio en Finlandia, Sudáfrica, España y otros países. Y mucho en las provincias de nuestro país. También han conocido los escenarios del mundo El puente, El pan de la locura, Los hermanos queridos, Los prójimos. Esta última pieza se dio en Londres con el título de Close up, porque la palabra “prójimo” tiene una connotación bíblica que en inglés no aparece y ahora se está haciendo en California. Aeroplanos se hace en Ginebra y se llevará a Suiza, Paris y toda Francia. En México, el mismo título ha sido un éxito en teatro y hay un proyecto de llevarlo al cine. En la actualidad en el país y el extranjero tengo unas cuatro o cinco obras en cartel, pero hasta hace unos meses eran casi el doble. La cifra oscila. El hecho de que estas obras –algunas con más de cuarenta o cincuenta años de antigüedad- se sigan montando hoy, se mantengan vigentes y en diálogo con el público, es para mí un gran orgullo. 

-Una última pregunta, Gorostiza. En un tramo anterior de esta charla, usted manifestaba cierta esperanza en un cambio tanto en el teatro como en la sociedad. ¿En qué funda este sentimiento? 

-Bueno, la historia de la sociedad humana dice que los cambios se producen. Pero, esa historia no es lineal, es un paso atrás y dos adelante. En este momento estamos en el “paso atrás”, pero espero, creo, que vendrán luego los “dos pasos adelante”. Si nos fijamos en la realidad actual del mundo podemos comprobar que muchos problemas, que no son nuevos –el hambre, las guerras, la mortandad por violencia, etc-, se han agudizado, pero en otros aspectos se ha progresado. Mucha gente vive hoy mejor que en otras épocas, hay más confort, más posibilidades de sobrevivir. Al mismo tiempo, la humanidad camina por algunos senderos peligrosos, que pueden conducir al abismo. Lo sé, pero confío en el instinto de conservación del hombre, que es muy fuerte. Ese instinto nutre muchos de nuestros actos y es el que torna eterna la voz del teatro, esa voz de un hombre diciéndole un texto a otro hombre. Pienso que nadie quiere morir. Hasta el suicidio puede interpretarse como una rebelión del que quiere vivir y no puede hacerlo. Peleamos tenazmente por durar. Un psiquiatra amigo Fernando Ulloa dice que uno no vive hacia la muerte, sino que vive hasta la muerte.”

 

Un líder / por Pepe Soriano

“Hablé con Carlos hace poco más de un mes, por su cumpleaños y estuvimos bromeando con la edad. Tuvimos una relación larguísima y muy estrecha, por el teatro y por amistad. El es uno de los hombres a quien le debo mi inserción en el teatro más serio, a la dignidad de estar sobre un escenario. Es alguien que nos deja una enorme riqueza artística y humana, que tuvo un reconocimiento extraordinario por ser un líder en el mundo del arte y las letras. Con su cargo de Secretario de Cultura de Raúl Alfonsín cumplió una gestión impecable. Con él se va una conducta de respeto, del hombre que cumple con sus roles desde la dignidad. Más allá del dolor por la pérdida, nos queda saber que tuvo una buena vida, empezó como actor y derivó en autor y fue, como una de sus obras, un verdadero puente entre generaciones. Es un regalo haberlo tenido en la Argentina. Queda recorrer el camino que marcó.”

 

Un maestro / por Roberto "Tito" Cossa

“Fue un maestro de nuestra generación, el mayor referente, todos queríamos llegar a lo que él llegó. Más tardé forjé con él un vínculo personal, sobre todo a partir de Teatro Abierto. Compartimos la felicidad por el teatro y el dolor por lo que estaba pasando en esa época. Gorostiza fue un hombre de cultura democrática. Se disfrutaba hablar con él, estaba atento a lo político y lo social. Además de dramaturgo, fue novelista, poeta y autor de obras para títeres. Y sobre todo un hombre íntegro, coherente con su vida y su obra, con una lucidez impecable hasta el final, a sus 96 años, con el sentido del humor intacto. Su gran legado es su obra teatral, era un narrador nato de teatro, con un pie en lo popular, con lo que me identifico. Solíamos leer nuestras obras mutuamente. Tuvimos un vínculo entrañable.”

 

La despedida, en la casa de los autores

Fotos: Magdalena Viggiani.

El cortejo fúnebre con los restos del autor, pasó por la sede de nuestra entidad. Autores y empleados de la casa salieron a despedirlo. Horas antes, en el velatorio efectuado en el Teatro Nacional Cervantes, el Presidente de Argentores (Miguel Diani), el Secretario de la entidad (Guillermo Hardwick) y otras autoridades de nuestra institución habían estado dando el último adiós al gran autor. 

En la puerta de Pacheco de Melo, el miércoles por la mañana, Cristina Escofet, Presidenta del Consejo de Previsión Social, improvisó unas sentidas palabras. 

 

Las compartimos:

“En lo personal, me siento demasiado pequeña para decirte palabras de despedida querido maestro, Carlos Gorostiza, pero me siento preparada desde lo espiritual, para agradecerte en nombre de todo Argentores el espíritu de  unidad que nos legaste.  Gracias por tu actitud de diálogo permanente y esa capacidad de aprender a respetarnos y a leernos desde la diferencia… Gracias por tu talento. Por tus novelas, por tu teatro. Gracias por todo lo que nos diste.  Hasta siempre querido Goro.”


Ida y vuelta

Editor periodístico: Leonardo Coire.
Noticias derecho al autor.