Todd Yellin, vicepresidente de Producto de Netflix, habló con el diario cordobés La Voz acerca de la importancia de nuestro país en la expansión de su mercado y del funcionamiento de los complejos algoritmos que utilizan; compartimos el artículo

Todd Yellin, vicepresidente de Producto de Netflix, habló con el diario cordobés La Voz acerca de la importancia de nuestro país en la expansión de su mercado y del funcionamiento de los complejos algoritmos que utilizan; compartimos el artículo

“Un mapamundi de hace 300 millones de años se exhibe en una de las salas de conferencias del hotel Four Season de Buenos Aires. Su elección no es arbitraria. Esta representación del supercontinente Pangea resume de manera gráfica la concepción de mercado de Netflix: un solo mundo, sin diferencias geográficas.

"Años atrás, las ficciones extranjeras tardaban años en llegar a Argentina, o nunca lo hacían, y hay producciones argentinas de las que nunca escuché hablar. Pero ahora esto es diferente. El contenido viaja constantemente en los dos sentidos y al mismo tiempo. Un solo mundo. Eso es Pangea. Esta es la manera en la que queremos hacer las cosas", enfatiza Todd Yellin, vicepresidente de Producto de Netflix, y agrega: "Nuestro objetivo es que Netflix se haga cada vez más global. Levantar una perilla y que todo el mundo reciba las mismas historias al mismo tiempo", pero entiende que "tomará mucho tiempo” lograr un “catálogo global” que ofrezca el mismo contenido a los 190 países con acceso a esta plataforma de streaming. “Pero vamos en ese camino", detalla entusiasmado.

Argentina, un mercado difícil de roer

"En 2011 nos lanzamos a toda Latinoamérica y estábamos muy entusiasmados. Nos tomó un tiempo, un año o dos, hasta que nos comenzó a ir muy bien en México, Brasil, y en otros países, pero no en Argentina. Con Argentina pasó algo diferente, realmente tuvimos que probar que valíamos la pena", apunta Yellin antes de detallar las caracterizas que convierten al mercado argentino en un caso "único".

"Hace seis años estaba cenando con un amigo que vive en Estados Unidos, pero es argentino, y me dijo 'Nunca triunfarán en mi país, amamos la piratería, queremos el contenido gratis. Nadie va a pagar por Netflix. Quiero que les vaya bien, pero no será así en Argentina'. Nosotros respiramos hondo y ¿qué hicimos? duplicamos el tamaño de nuestro catálogo, luego lo triplicamos, luego mejoramos la tecnología, luego mejoramos la calidad del streaming, luego les dimos la opción de subtitular o doblar todos nuestros contenidos ¡estábamos agotados! Hasta que, finalmente, dijeron, 'Ok, entren. Netflix puede funcionar en Argentina'", cuenta el ejecutivo, que después de un largo tiempo, pudo pronunciarle un victorioso "te lo dije" a su amigo.

Hoy, Argentina es un gran mercado en expansión para Netflix. Es uno de los países en los que la empresa experimenta el mayor crecimiento a nivel mundial, por lo que no es casual que Ted Sarandos, Director Ejecutivo de Contenido de Netflix, haya anunciado este martes tres nuevas producciones locales y originales, que estrenarán en 2018. Go! Vive a tu manera, una novela musical para adolescentes que sigue la historia de una chica huérfana que recibe una beca para estudiar en una prestigiosa academia de baile y perseguirá su sueño de convertirse en estrella; Boca Juniors: La pretemporada, un documental de cuatro episodios que mostrará la intimidad del vestuario y de los entrenamientos de este equipo de fútbol, y Fangio: El hombre que domaba las máquinas, un documental de 75 minutos sobre la leyenda del volante, Juan Manuel Fangio, con imágenes inéditas.

"A los argentinos les encanta el contenido local en Netflix", asevera Sarandos, respaldándose en los resultados obtenidos mediante refinados algoritmos que le permiten conocer a fondo el comportamiento y preferencias de cada usuario. A un mercado tan importante y difícil de conquistar como el argentino, hay que mantenerlo contento. Y el despliegue de nuevas producciones locales en esta plataforma (10, en total, para 2018) es funcional a estos intereses.

¿Qué nos hace diferentes?

Aún en el mundo “global” de Netflix, donde las diferencias geográficas no juegan un rol trascendental, cada mercado tiene sus particularidades. “Además del contenido local, a los argentinos les tiende a gustar más los dramas sofisticados, como Ozark y Better Call Saul. Los dramas americanos más serios siempre tienen más éxito en Argentina que en el resto de Latinoamérica. Y también tienen un gusto más desarrollado por las producciones europeas. Contenido como Las chicas del cable, The Crown o Suburra tienden a tener mucha mejor aceptación aquí”, remarca Yellin.

"Los subtítulos es otro tema que diferencia a Argentina del resto del mundo. El argentino parece apreciar más a los buenos actores, quieren escuchar sus voces originales. Aunque la mayoría utiliza el doblaje, un porcentaje mucho mayor que en el resto de los países utiliza subtítulos. Un 75 por ciento de la población prefiere las ficciones dobladas, mientras que un 25 por ciento opta por los subtítulos. Y esto varía mucho en función de la serie. Por ejemplo, un 64 por ciento de los argentinos ven Mindhunter con subtítulos. En el caso de Friends, un 77 por ciento elige los subtítulos. Con The Walking Dead, en cambio, el número baja al 31 por ciento y con Pretty Little Liars desciende al 29 por ciento", revela Yellin.

El arte de personalizar el mundo. Algoritmos inteligentes en constante evolución. Este es el secreto a voces de Netflix para lograr que el contenido indicado llegue a la persona correcta, en el momento justo.

"Intentamos que el algoritmo sea cada vez más inteligente para facilitarle el camino al usuario. El catálogo de Netflix se hace cada vez más grande. En 2018 estrenaremos más de 1000 horas de contenido original y estamos adquiriendo licencias por cientos de horas más. Esto da como resultado muchísimas opciones. El consumidor tipo de Netflix repasa entre 40 y 50 títulos antes de decidir qué ver, y para nosotros es importante elevar al comienzo de su búsqueda el mejor contenido para él", especifica Yellin.

"Cada experiencia de Netflix es como una huella dactilar, única. A la hora de personalizar los gustos no importa geografía, género o la edad. Dividimos en niños y adultos, para que los chicos no accedan a contenido inapropiado para ellos. No juzgamos ni catalogamos a la gente. No nos manejamos con estereotipos. Las recomendaciones se basan en programas vistos, en el tiempo que lo vieron y otros detalles. Es una matemática muy compleja y la innovamos contantemente. Esto hace que la importancia de cada categoría también cambie", apunta.

"El orden de los títulos, las imágenes que mostramos, todo está personalizado. El catalogo se reordena diariamente para cada usuario, en pos de maximizar las vistas. Las visualizaciones de un programa, por ejemplo, pueden aumentar hasta un 25 por ciento cuando se muestra la imagen indicada en la preview", detalla el especialista.

El que pega primero, pega mejor

Nunca antes se vivió la televisión y el cine con tanta pasión. Nunca antes se pudo acceder a producciones de todo el globo con tanta facilidad y rapidez. Netflix catapultó al mundo a la "era dorada del streaming" y su éxito contagió, y lo sigue haciendo, a que muchas productoras, canales y distribuidoras también intenten "subirse a la ola". ¿Esto representa una amenaza para Netflix? Los directivos dicen que no. ¿Cómo planea Netflix enfrentar esta competencia a futuro? Con producción original de calidad y un gran diseño y tecnología.

Por el momento, los ejecutivos de Netflix no conciben la "competencia feroz" como una preocupación inmediata. Si les preguntan a quiénes consideran como sus amenazas más peligrosas, la respuesta se reduce a dos palabras: tiempo y sueño. ¿Será así por mucho tiempo más?”