Multitudinaria reunión en el sindicato de Actores

Multitudinaria reunión en el sindicato de Actores

Las entidades que conforman la Multisectorial Audiovisual, ante la grave situación que atraviesa el sector de la producción de contenidos audiovisuales de origen nacional, realizó una conferencia de prensa este miércoles 22 de febrero, en la sede de la Asociación Argentina de Actores, Alsina 1762, CABA. Durante la reunión se anunció un Plan de Acción en reclamo a los recientes anuncios trascendidos en la prensa, que no sólo no aportan soluciones sino que empeoran la situación global del sector e inquietan a la industria y el mercado.

Tras la lectura de adhesiones, hablaron Daniel León (Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público, SUTEP), Alejandra Darín (Asociación Argentina de Actores), Miguel Angel Diani (Argentores) y Pepe Soriano (Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes, SAGAI). Los contenidos completos de sus palabras (cuyos ejes fundamentales son el TRABAJO, la IDENTIDAD y el DERECHO) se encuentran disponibles en la página web de la Multisectorial Audiovisual ( www.multisectorialaudiovual.org). 

Aquí, las palabras vertidas por Miguel Angel Diani, durante el encuentro realizado en la sede de Actores:

Diani habla a la concurrencia; a izquierda, Alejandra Darín y Pepe Soriano.

“Hace poco más de un año comenzamos a reunirnos todos los sectores que tienen que ver con la actividad laboral del audiovisual, preocupados por la falta de trabajo en ese medio. 

Dicha preocupación era económica y cultural ya que la falta de trabajo golpea en estos dos frentes. 

Y lo cultural es un tema tan importante como lo económico, porque la identidad de un país se ve también reflejada en sus realizaciones audiovisuales. 

Por esa razón creamos la mesa Multisectorial por el trabajo, la Ficción y la Industria audiovisual. En junio del año pasado se realizó el primer Congreso Nacional Multisectorial, y se avanzó en soluciones. O al menos eso creíamos. Hoy sabemos que a pesar de las reuniones y promesas que tuvimos por parte de distintos sectores del poder político, no se avanzó en nada. No se implementaron programas de fomento para la producción de contenidos audiovisuales, ni desde el Sistema Federal de medios ni desde el ENACOM. Y a eso hay que sumarle, por un lado, el retraso en la presentación del nuevo Plan de Fomento del INCAA, que ha contribuido a la falta de producción nacional; por otro, la idea propuesta por una consultora privada contratada por el Gobierno Nacional para asesorarlos, de una posible reforma tributaria que eliminaría el gravamen del 10% a las entradas de cine, fondos que fueron creados para fomentar la producción cinematográfica nacional; también la desaparición del gravamen a los servicios de Comunicación Audiovisual, propuesta por la misma consultora, y los dichos del presidente del ENACOM definiéndose a favor de eliminar las cuotas de pantalla de contenidos de origen nacional. 

Pero nuestra mayor preocupación tiene que ver con el texto que resulte para la denominada "Nueva Ley de Comunicación Convergente”. 

Por lo que ha trascendido de su redacción, tendría algunos puntos que dañarían aún más a nuestra industria. El más alarmante es que equipararía la comunicación audiovisual con las telecomunicaciones. Esto provocaría la imposibilidad del estado de regular los contenidos, no pudiendo así asegurar el derecho de los pueblos a la transmisión de su cultura; no habría regulación de la cuota de pantalla a favor de los contenidos nacionales; posibilitaría que se pongan en discusión la recaudación de los gravámenes previstos por la ley que nutren los distintos incentivos a las Industrias Culturales; y por último el riesgo del NO reconocimiento del Derecho de Autor e Intérpretes por parte de los Medios y las Empresas de Telecomunicaciones.

Esto último, es sin dudas también, uno de los pilares de la industria audiovisual y de la soberanía cultural de una Nación, los derechos de los creadores así como los derechos laborales no son impuestos económicos a la actividad audiovisual, son el reconocimiento social al aporte cultural que realizan los autores e intérpretes en todas las plataformas, contemplando la plena vigencia de la Ley 11.723, ampliamente reconocida en todo el mundo y que fuera tomada como ejemplo internacional al derecho de propiedad intelectual. 

Todo esto no hace más que señalarnos que al Gobierno Nacional poco le importa la industria audiovisual argentina. Y que lo ve más como un gasto que como una inversión. 

Pero aquí hay muchas familias en juego. 

Muchos trabajadores, creadores, productores, que estamos decididos a seguir esta lucha hasta que se entienda que apoyar al audiovisual nacional es mostrar nuestra identidad al mundo. Hacer un país más grande también tiene que ver con tener una mejor industria audiovisual. Una industria que apoyada puede redituar muchas ganancias para nuestro país. Tanto económicas como culturales. 

Por esa razón esta Multisectorial tiene como intensión convocar a todos los sectores políticos presentes en nuestro congreso nacional, diputados y senadores, para que debatan todas y cada una de estas cuestiones a fondo y responsablemente. Porque entendemos que lo que falta es una política de estado expresada a través de la sanción de un plexo legal amplio y abarcativo, que proteja, apoye y fomente la industria audiovisual argentina. 

No vamos detrás de un paliativo del gobierno, vamos por la construcción legislativa que permita el desarrollo de una verdadera industria audiovisual, fuerte y  eficiente. 

Y así, finalmente entender que la cultura no es un gasto sino una inversión.

Este no es el fin de una etapa de diálogo con el gobierno. Todo lo contrario; es el comienzo de un diálogo más amplio sumando a todos los sectores políticos.”   

 

Reiteramos el cuadro de situación planteado en la reunión: 

La falta de ficción en nuestras pantallas nos golpea fuertemente a los actores, directores, guionistas, productores, músicos y técnicos, quienes estamos sufriendo  una pérdida constante de nuestras fuentes de trabajo. 

La enorme inacción del Poder Ejecutivo Nacional – a pesar del diálogo ofrecido por esta Multisectorial con las autoridades- en lograr incentivos para la producción y generación de trabajo durante todo el año 2016, donde no se implementaron programas de fomento para la producción de contenidos audiovisuales, ni desde el Sistema Federal de Medios ni desde el ENACOM (Ex AFSCA - Ex COMFER), sumado al retraso en la presentación del nuevo Plan de Fomento del INCAA, ha traído como consecuencia una profunda deflación productiva.

 

Esta Multisectorial Audiovisual, expresa su preocupación:

1.- Las graves expresiones del Presidente del ENACOM, definiéndose a favor de eliminar las cuotas de pantalla de contenidos de origen nacional, manifestadas a la prensa. 

2.- La alarmante propuesta de una consultora privada contratada por el Gobierno Nacional para asesorarlos en una posible reforma tributaria, que instala en su documento de público acceso la idea de eliminar el gravamen del 10% a las entradas de cine, creado por una ley específica que provee parte esencial de los fondos de fomento en los que sustenta la producción cinematográfica argentina, medianamente desmentido por los Ministros de Hacienda y Cultura.

3.- Pero mucho más grave aún es que el informe propone en su página Nº 44 la desaparición de: "el impuesto a los servicios de Comunicación Audiovisual que tiene alícuotas variables por actividad" - artículo 94 a 97 - de la Ley de SCA. Lo que significa el fin de toda la producción audiovisual nacional y por lo tanto el propio INCAA, el INAMU, como así también los incentivos al teatro, la radio, la TV Pública y el mismo ENACOM. 

Por los motivos enunciados, la Multisectorial resolvió:

1) Desarrollar un plan de acción, reclamo y pronta movilización por la defensa de nuestros derechos laborales y la plena aplicación del Artículo 67 de la Ley 26.522 encontrándose en total vigencia, a pesar de las modificaciones realizadas a la Ley en el DNU 267/2016 no alcanzando este artículo.2) Llevar nuestras demandas al Congreso Nacional, espacio que este año deberá debatir una "Nueva Ley de Comunicación Convergente", exigiendo legisle en pos de condiciones equitativas con países productores de contenidos audiovisuales (EEUU, Canadá, Brasil y Comunidad Europea) y 3) La producción de ficción debe ser considerada una política de estado en la Argentina, no solo por trayectoria histórica también por ser un estandarte social, cultural, económico y de trabajo para la imagen representada de la Argentina, ampliando la posibilidad turística, exportando bienes culturales y sociales a todo el mundo.

A poco más de un año de la asunción del Gobierno Nacional, nuestro sector sigue a la espera de ser escuchado en sus necesidades. Estamos convencidos del potencial que tiene nuestra industria cultural y en especial la producción audiovisual, por lo que renovamos nuestro compromiso, con el trabajo y la defensa inalienable de los derechos de todo el sector audiovisual.

Conforman la Multisectorial Audiovisual por el Trabajo, la Ficción y la Industria Audiovisual Nacional:

AADI - Asociación Argentina de Intérpretes; ACTORES - Asociación Argentina de Actores; APIMA - Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales; ARGENTORES - Sociedad General de Autores de la Argentina; DAC - Directores Argentinos Cinematográficos; DOAT - Directores de Obras Audiovisuales para Televisión; EDA - Asociación Argentina de Editores Audiovisuales; FA-MI - Federación Argentina de Músicos Independientes; SADA - Sindicato Argentino de Autores; SADAIC - Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música; SADEM - Sindicato Argentino de Músicos; SAGAI - Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes; SATSAID - Sindicato Argentino de Televisión; SICA - Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina y SUTEP - Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público.

Para comunicarse con la MULTISECTORIAL AUDIOVISUAL: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. y departamento de prensa de ARGENTORES, ACTORES, DAC, SAGAI y SICA.


Fotos: Magdalena Viggiani.